¿Qué son las sales minerales y cómo funcionan en el organismo?

Las sales minerales son biomoléculas que se encuentran en el organismo. Por ejemplo, el calcio y el fósforo forman parte de este grupo.
Noelia Hontoria -
¿Qué son las sales minerales y cómo funcionan en el organismo?
Es muy habitual ver a los deportistas tomando plátano, debido al aporte de potasio que proporciona.

Las sales minerales son biomoléculas inorgánicas que se encargan de algunos procesos de relevancia para la salud. El organismo tiene la capacidad de producirlas, sin embargo, en muchas ocasiones necesita ayuda externa para alcanzar los niveles adecuados. Para ello, la alimentación o los suplementos son de gran ayuda.

Asimismo, las sales minerales se pueden encontrar de tres formas distintas: precipitadas, que forman estructuras duras y proporcionan protección a quien las posee; ionizadas, sales disueltas que amortiguan los cambios de pH, mantienen el grado de salinidad o controlan la contracción muscular, entre otras funciones; y asociadas a moléculas orgánicas y suborgánicas.

¿Cómo funcionan las sales minerales en el organismo?

Mantener las sales minerales dentro de unos valores recomendables es básico para que todo funcione correctamente en el organismo. Un déficit de las mismas puede provocar desequilibrios que, a corto o largo plazo, podrían aumentar el riesgo de sufrir ciertas enfermedades.

Entre las sales minerales más destacadas, el calcio cobra una especial relevancia desde una edad temprana. Este mineral es el encargado de formar y proteger los huesos y los dientes hasta llegar a la edad más adulta. El calcio también influye en la contracción muscular y la coagulación de la sangre. Para una mejor asimilación, se recomienda tomarlo acompañado de vitamina D. En el caso de los deportistas, el calcio es fundamental para evitar lesiones relacionadas con los huesos y los músculos. Encontramos calcio principalmente en los productos lácteos.

¿Qué son las sales minerales y cómo funcionan en el organismo?

El calcio se encuentra sobre todo en los lácteos.

El fósforo es otra de las sales minerales relacionadas con los huesos, una de las partes del cuerpo que más debes cuidar si eres deportista, ya que está expuesta continuamente a un sobreesfuerzo. El fósforo también colabora en ciertos procesos cognitivos, como la memoria o la concentración. Encontramos fósforo en mariscos, carnes y lácteos, principalmente.

Entre las sales minerales más populares dentro del ámbito del deporte, hablamos ahora del potasio. El potasio está muy ligado al impulso nervioso, la actividad neuromuscular y, por supuesto, al mantenimiento de dichos músculos, ayudando a evitar calambres y fomentando una recuperación postentreno más rápida. La carne, las verduras, la patata y las frutas, especialmente el plátano, incluyen potasio en su composición.

Por último, el hierro tiene un funcionamiento muy peculiar dentro del organismo, ya que es el responsable de producir algunas sustancias de la sangre, como la hemoglobina, que a su vez colabora en el transporte de oxígeno de la sangre a los tejidos. La falta de hierro puede aumentar la fatiga y el cansancio, e incrementar el riesgo de anemia. La carne roja, ciertos moluscos, los frutos secos o las legumbres son las principales fuentes alimentarias de hierro.

El flúor, el yodo, el zinc y el magnesio también forman parte de este grupo de compuestos inorgánicos.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
También te puede interesar

Este mineral, presente en multitud de alimentos, ayuda a oxigenar las venas, los órganos y los músculos del cuerpo humano.

Te recomendamos

La campeona del mundo 2018 se suma a la carrera de los volcanes...

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Mucho más agarre para este clásico del trail running de Asics....

Conoce la zapatilla que se adapta a la ciudad como ninguna otra....

Perfecta adaptación, firme y rápida para hacer los kilómetros que quieras es el resul...

La zapatilla casi perfecta de New Balance. Analizamos al detalle las Fresh Foam Beaco...