¿Cuánto dura la fascitis plantar?

Las claves para que tengas claro las repercusiones de esta lesión

Daniel Bueno

¿Cuánto dura la fascitis plantar?
¿Cuánto dura la fascitis plantar?

La degeneración de la fascia (fasciosis), o lo que comúnmente llamamos fascitis plantar, no tiene una rehabilitación sencilla. La duración de este proceso tan complejo, aunque antes no nos lo parecía, es variable. Por supuesto, en primer lugar, la búsqueda de un profesional sanitario, como un fisioterapeuta, podólogo o médico, que sepa entender en que punto estamos e informarnos, será fundamental. Alguien que pueda disponer de un arsenal terapeútico adecuado para ese momento, y desde luego lo idóneo es un equipo de profesionales donde cada uno aporte lo que deba en cada momento terapeútico, sin utilizar herramientas al azar. Desde el punto de vista de la fisioterapia moderna, hoy en dia existen complejas técnicas, que requieren formación específica, y que nos podrán ayudar a acelerar la recuperación de la fascitis.

LA DURACIÓN DE LA RECUPERACIÓN DE LA FASCITIS ES MUY VARIABLE DEPENDIENDO DE CADA CASO E INDIVIDUO

En segundo lugar hay que tener en cuenta que existirán características personales que no nos ayudarán. Tener un peso excesivo, lesiones no recuperadas previas en las piernas o tronco, o incluso dietas poco adecuadas, o se corrigen, o mantendrán el dolor.

En tercer lugar, provisionalmente, si eres corredor, cambia a una actividad más suave, dado que el running conlleva mucho impacto y velocidad, lo que mantendrán una irritación alta que retrasará la solución para tu fascitis plantar.

¿Qué puedes hacer?

Si pensamos en estos párrafos, debes de tener claro que al final la mayoría de las veces se llega a la fascitis plantar por una serie de fallos musculares que hacen que se transmitan demasiadas energías a la fascia plantar. Errores de ejecución involuntarios para poder seguir haciendo nuestras actividades repetidamente, el cuerpo no quiere pararte, pero al final llega a su límite y te lo dice de alguna manera.

Clínicamente, es muy frecuente encontrar que los músculos que se encargan en la pierna de absorber las energías que producimos al correr no están activos, están inhibidos, apagados, y no pueden hacer lo que deberían. Uno de los músculos más importantes a la hora de absorver energías es el complejo muscular del glúteo, y está siempre, cuando sufrimos un dolor en la fascia plantar, inhibido.

UNO DE LOS ORÍGENES DE LA FASCITIS PLANTAR ES EL GLÚTEO

¿Cuánto dura la fascitis plantar?

El glúteo puede ser el origen de ciertas lesiones

¿Por qué?

Pues llegar a esta situación no es algo de un día para el otro. Podríamos complicar mucho una posible explicación, pero lo simplificaremos comentando que, muy probablemente, sea un proceso resultado de cambios que nuestro cuerpo realizó para superar lesiones que sufrimos años antes, lesiones mal superadas, y que aunque hoy ya no las notemos, han dejado esa inhibición, ese apagado del complejo posterior de la cadera, el glúteo, hablando en general.

Por tanto, la recuperación funcional de esta zona, aconsejados y asistidos por nuestro fisioterapeuta de confianza, y por otros profesionales, es un trabajo que cada lesionado deberá hacer como parte activa de su propio tratamiento. Hay que trabajar globalmente, no sólo en la fascitis plantar, que es lo que te duele.

La unión de todas las partes y piezas, y saber seguir los consejos que te deben guiar, nos hará acelerar el tiempo en el que podremos volver a nuestra actividad preferida, levantarnos cada mañana sin dolor y deshacernos de esta temida lesión. Cada uno tendremos tiempos diferentes de recuperación.

Si padeces fascitis plantar, analizar cada pieza del puzzle de la recuperación, ser consciente de que estás implicado en ella y ver cuáles son las piezas adecuadas, te devolverá a la senda de la solución, y a una recuperación más rápida. No debes de ser un paciente pasivo.

¿Es recomendable la infiltración con corticoides?

Esta técnica de tratamiento médico está estigmatizada realmente. El uso del corticoide tiene utilidad en aquellas lesiones para las que está verdaderamente preescrito, y que suelen poseer un proceso inflamatorio doloroso activo, donde este medicamento actúa muy bien. Lo que no deberá es usarse, como cualquier otro procedimiento, en lesiones para las que no está indicado, porque no dará un resultado óptimo y solo se hablará de los efectos secundarios que tendrá. En un proceso degenerativo de la fascia, donde los procesos inflamatorios no son un hecho principal, su uso debería estudiarse antes de aplicarlo como primera actuación.

¿Y la cirugía?

A dia de hoy, antes pasar por este punto, debrian fracasar muchas otras técnicas que se encuentran ya contrastadas en la fisioterapia para pasar por quirófano, y deberá ser la última opción, como es lógico.