Un inoportuno tropezón priva a Warholm del récord del mundo

Espectacular carrera del noruego en la Diamond League de Estocolmo donde brillaron los mediofondistas españoles y Hortelano acabó lesionado.

EFE

Un inoportuno tropezón priva a Warholm del récord del mundo. Foto: EFE
Un inoportuno tropezón priva a Warholm del récord del mundo. Foto: EFE

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


Redacción deportes, 23 ago (EFE).- El noruego Karsten Warholm volvió a confirmar su condición de gran estrella del atletismo al fijar este domingo en Estocolmo un nuevo récord de Europa de los 400 vallas, con un tiempo de 46.87, en una prueba en la que sólo un inoportuno tropezón en el último obstáculo le privó de rebajar la plusmarca universal.

Cuando Warholm iba lanzado a por el legendario récord del mundo (46.78) del estadounidense Kevin Young, vigente desde los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, tropezó al saltar la última valla y perdió un tiempo precioso. Un percance que no pudo impedir, sin embargo, que Karsten Warholm rebajase en 5 centésimas la plusmarca europea que él mismo poseía desde el 29 de agosto de 2019 con un registro de 46.92 segundos.

Toda una exhibición que situó al atleta noruego, doble campeón del mundo de la distancia, en la segunda posición de la clasificación mundial de todos los tiempos con un crono de 46:87, a sólo 9 centésimas del récord del mundo de Young.

Pero ni aun así se sació la voracidad de Warholm, de 24 años, que menos de dos horas después volvió a saltar a la pista para sumar su segundo triunfo de la tarde, al imponerse en la final de los 400 lisos con un tiempo de 45.05, la tercera mejor marca mundial del año.

“Me he sentido realmente bien, especialmente en las vallas. Estoy realmente muy orgulloso de lo que he hecho”, señaló Warholm tras la reunión en declaraciones difundidas por los organizadores.

Un inoportuno tropezón priva a Warholm del récord del mundo
Un inoportuno tropezón priva a Warholm del récord del mundo.
 

Algo menos feliz se mostró el también noruego Jakob Ingebrigtsen, la otra gran estrella del atletismo europeo, que volvió a concluir por detrás del keniano Timothy Cheruiyot en la final de los 1.500 metros. Y eso que el menor de los hermanos Ingebrigtsen, a diferencia de lo ocurrido el pasado 14 de agosto en Mónaco, no dejó en esta ocasión escaparse de partida al corredor keniano.

De hecho, al igual que ocurrió en la capital monegasca, Ingebrigtsen y Cheruiyot llegaron igualados a la recta final, donde, como ya ocurrió en el estadio Luis II de Mónaco, el keniano no dio ninguna opción a su rival. Cheruiyot se impuso con una marca de 3:30.25 y el noruego logró un tiempo de 3:30.74 y no pudo acercarse al récord de Europa -3:28.68- que él mismo estableció hace nueve días en Mónaco. En la cuarta posición, concluyó brillantemente Jesús Gómez tras firmar un crono de 3:33.46. Una marca que no permitió al atleta burgalés rebajar su mejor marca personal, los 3:33.07 que logró el pasado 14 de agosto en el estadio Luis II de Mónaco, pero que confirma su tremendo estado de forma.

ESTHER GUERRERO, QUINTA ESPAÑOLA DE SIEMPRE

Igualmente logró establecer la mejor marca mundial del año la británica Laura Muir, que se convirtió en la primera mujer en bajar este curso de los 4 minutos en los 1.500 al imponerse en Estocolmo con un crono de 3:57.86 minutos. En esa carrera corrió, y de manera brillante, la catalana Esther Guerrero, que logró una meritoria séptima plaza en los 1.500 metros, tras pulverizar su mejor marca personal.

Guerrero, que llegaba a Estocolmo con un mejor registro de 4:05.70, rebajó en más dos segundos su plusmarca personal, tras firmar este domingo un crono de 4:03.13 minutos. Un espectacular “mordisco” que permitió a Guerrero situarse en la quinta plaza de la clasificación española de todos los tiempos, que lidera Natalia Rodríguez con un crono de 3:59.51.

Quien sí logró ganar fue el sueco Armand Duplantis, que se impuso en la final de salto con pértiga con un mejor intento de 6,01 metros, la mejor marca mundial del año.

Duplantis, el plusmarquista mundial, intentó lograr la mejor marca de todos los tiempos al aire libre, al situar el listón en 6,15 metros, pero no pudo superar la barra en ninguna de sus tres tentativas.

La joven saltadora ucraniana Yaroslava Mahuchikh igualó el mejor registro del curso, en posesión de su compatriota Yuliya Levchenko, al vencer este domingo en la final de salto de altura con una marca de 2,00 metros. Dos centímetros más que Levchenko, que con un mejor salto de 1,98 debió conformarse con la segunda plaza en un concurso, en el que las dos saltadoras ucranianas demostraron que en ausencia de la rusa Mariya Lasitskene no tienen rival.

Tampoco decepcionó el discóbolo sueco Daniel Stahl, que encadenó una nueva victoria, tras imponerse en la final de disco con un mejor lanzamiento de 69,17 metros. Una marca lejana de los 71,37 metros que el sueco posee como mejor registro mundial del curso, aunque suficiente para ganar.

En la final de los 800 ganó el estadounidense Donavan Brazier, el vigente campeón mundial, con un crono de 1:43.76.

Laura Muir se colocó líder mundial del año con sus 3:57.86 en los 1.500 metros.

Galería relacionada

Las mejores imágenes de la Diamond League de Estocolmo

¡-25% en toda la web de Nike!

Relacionado

¡-25% en toda la web de Nike!

Las Nike Air Zoom Victory NEXT% están en la lista, pero otros modelos de la marca no. Foto: Nike.

Relacionado

Estas son las zapatillas aprobadas y prohibidas por World Athletics