Que la alergia al polen no te impida correr

Debemos tomar las precauciones adecuadas para contrarrestar posibles deficiencias respiratorias debido a la alergia al polen, ¡te damos las claves!

Ane Martín

Que la alergia al polen no te impida a correr
Que la alergia al polen no te impida a correr

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


Ya está aquí la primavera con los días más largos ideales para correr con luz aquellas que salís por la tarde a entrenar, las temperaturas empiezan a ser más agradables pero también llegan las alergias y una de las primeras en aparecer y más extendida es la alergia al polen. Según los datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), el polen de cipreses y arizónicas es el causante de los primeros episodios de alergias en España.

En general, la principal fuente de alergias en España son las gramíneas, presentes sobre todo en el centro y norte de la península. Le sigue el olivo en el sur, cuyo polen afecta sobre todo a un alto porcentaje de la población andaluza.

La alergia se caracteriza porque el sistema inmune identifica el polen de árboles y plantas como una sustancia nociva y libera histamina para defenderse, provocando síntomas como estornudos, obstrucción nasal o conjuntivitis.

Como corredoras no nos queda otra que buscar las claves para poder seguir corriendo y que la alergia nos afecte lo menos posible siendo conscientes de que si nuetsros síntomas de la alergia son muy agresivos lo mejor es sustituir la carrera al aire libre por entrenamiento en casa o en el gimnasio. Dentro de estas premisas, podríamos decir que las mejores horas para salir a correr serían entre las 11 de la mañana y las 6 de la tarde ya que a primera y última hora del día la concentración de polen en el ambiente es mayor. Lo mismo ocurre con la elección del recorrido, debemos evitar parques y bosques.

En el caso de que el síntoma principal sea la picazón y escozor de ojos, la mejor opción es salir a correr con gafas de sol y gorra.

La alimentación, una vez más, juega un papel principal. Determinados alimentos aumentan la liberación de histamina mientras que otros fortalecen las defensas del organismo y reducen los síntomas alérgicos. Debemos aumentar el consumo de frutas y verduras a su vez que reducir (sin eliminar) la ingesta de proteínas, ya que estas aumentan la respuesta alérgica del organismo.

La hidratación se vuelve aún más importante ya que la alergia acentúa la deshidratación. Debido a ello, se debe mantener un nivel de hidratación alto antes, durante y después del entrenamiento. El agua a su vez facilita la eliminación de la mucosa propia de la rinitis alérgica.

Por otro lado, recordad que los efectos secundarios de los medicamentos antihistamínicos indicados para la alergia, como una mayor somnolencia y una disminución de la atención, pueden alterar nuestros entrenamientos, consultadlo siempre con vuestro médico.


PÓDCAST: ¿Cómo debemos entrenar las corredoras?

Puedes suscribirte al pódcast CORREDOR en las principales plataformas: iVOOXApple y Spotify.

Consejos para minimizar los efectos de la alergia

Relacionado

Consejos para minimizar los efectos de la alergia

Por la mañana o por la tarde

Relacionado

¿Por la mañana o por la tarde?

Nuestros destacados