¿Tener un suelo pélvico débil puede afectar a nuestra vida sexual?

Esta y muchas preguntas más le hemos hecho a Raquel López, autora del libro "Tu suelo pélvico. Ese gran desconocido".
Nerea Ruano
¿Tener un suelo pélvico débil puede afectar a nuestra vida sexual?
¿Tener un suelo pélvico débil puede afectar a nuestra vida sexual?

No paramos de escuchar y leer sobre la importancia que tiene el suelo pélvico en nuestro organismo, lo que debemos cuidarlo y fortalecerlo... pero aún no acabamos de normalizarlo. Tenemos dudas y miedos que, en ocasiones y casi siempre por vergüenza, no verbalizamos y le damos una importancia que no tiene ya que lo que nos suele pasar a todas es muy parecido e incluso lo mismo.

Para aclarar nuestras dudas nos hemos puesto en contacto con Raquel López, a quien estoy segura que muchas ya conocéis, licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, CEO de Mamifit y autora del libro "Tu suelo pélvico. Ese gran desconocido".

"La anatomía, fisiología y biomecánica de la pelvis femenina sigue siendo una gran desconocida. En los últimos años, por fin, parece que se empieza a investigar y estudiar. ¡Hurra! Ya iba siendo hora. Y es que incluso hoy en día, en pleno siglo XXI, sigue siendo una parte ignorada de nuestro cuerpo...", así comienza Raquel su libro y razón no le falta.

  • No somos conscientes de lo que es nuestro pélvico, ni dónde está casi, ni para qué nos sirve hasta que deja de funcionar, ¿crees que esta percepción está cambiando?

Sin duda. Ahora lo conoce mucha más gente y sabemos qué es y dónde está antes de estar embarazadas, que era el momento en el que nos dábamos cuenta de que existía. Y lo mejor es que poco a poco se van normalizando las patologías y disfunciones que van asociadas a la zona del periné, la gente habla más de ello y tiene menos reticencias a la hora de buscar ayuda y ponerse en mano de profesionales para mejorar su calidad de vida. Sin duda, para mi lo más importante es que hemos dejado de considerar que si tienes algún problema es algo normal con lo que te toca vivir, así que ya se buscan soluciones.

Aún así, queda mucho camino por recorrer.

  • Indudablemente para conocer el comportamiento del suelo pélvico a lo largo de nuestra vida nada mejor que leer tu libro, pero resúmenos en unas líneas su importancia y razón de ser.

Efectivamente, el objetivo del libro es lograr acercar el tema a todo el mundo, y que todos seamos consciente de que tenemos que cuidarlo. En él hablo de que tener una buena salud perineal y pélvica es imprescindible para tener una vida normal. Sus funciones son vitales, esfínteriana, reproductiva, sexual… Si alguna de esas funciones falla no podremos hacer vida normal, lo que afectará negativamente a nuestra calidad de vida y a nuestra capacidad de relacionarnos con el resto.

Del mismo modo, el sistema urogenital va desarrollándose a lo largo de las diferentes etapas vitales, cumpliendo ciclos y asumiendo funciones diferentes, por lo que hay que asegurar su funcionalidad durante todas ellas.

  • ¿Cuándo debemos por tanto revisar nuestro suelo pélvico?

Hay ciertas etapas en las que debemos revisarlo siempre, ya que suponen un riesgo y pueden aumentar la presencia de disfunciones. Para prevenirlo, hay que hacer revisiones por protocolo, por ejemplo durante el embarazo, el posparto, la menopausia, hombres con prostatectomia, problemas neurológicos y mujeres que realicen deporte de impacto.

También hay que hacer revisiones cada vez que se tenga un problema esfinteriano, sexual o dolor ubicado en la zona de la pelvis y periné.

  • Estamos acostumbradas a leer la indicación del trabajo de suelo pélvico en las mamás pero, ¿las que no lo somos también debemos trabajarlo?

Sin duda. Como he explicado antes, las mujeres embarazadas, en el posparto y en proceso de menopausia deben hacerlo. Pero también las mujeres que tomen anticonceptivos hormonales desde hace 8-10 años, porque estos cambios hormonales han demostrado generar cambios y alteraciones en los tejidos y pueden alterar la salud del periné, además de mujeres que realicen deportes de impacto o muy hiperpresivos como yoga, crossfit, runing…

  • ¿Por qué se debilita el suelo pélvico en la menopausia independientemente de que hayas tenido hijos o no?

Debido a los cambios hormonales. La alteración de estrógenos altera el metabolismo del colágeno, entre otras cosas, y los tejidos pierden calidad, tienen peor trofia y se debilitan, así que pierden la capacidad de realizar sus funciones al 100%.

VISITA AL ESPECIALISTA EN SUELO PÉLVICO

  • Para perder el miedo, cuéntanos en qué consiste exactamente una visita a un especialista en suelo pélvico.

Una valoración por parte del fisioterapeuta tiene dos partes:

  1. La entrevista inicial.

En ella te preguntarán sobre tus hábitos de vida para poder plantear las hipótesis sobre cuál puede ser la causa original del problema. Posteriormente, estas hipótesis se comprobarán con la exploración física y por imagen (normalmente ecografía) y, si el fisioterapeuta lo considera, te derivará a un médico especialista para que te pueda prescribir una prueba de imagen más detallada, como resonancia magnética o radiografía.

Las preguntas de la entrevista irán en relación a:

  1. Los hábitos deportivos. Es importante saber si la actividad física que se realiza puede estar siendo excesiva o estar mal planificada y ser esta la causa de lesión.

  2. Hábitos miccionales – defecatorios. Es vital conocer cuántas veces vas al baño, si vas de manera natural o con suplementos, si tienes que apretar o va solo, si queda residuo postmiccional, duele, pica y un largo etc.

  3. Hábitos alimenticios. Tomar demasiada cafeína, poca agua, mucha fibra, poca fruta, demasiadas grasas… Todos estos hábitos alimenticios pueden generar un mal funcionamiento digestivo y de la función miccional y defecatoria. Además, nuestra alimentación afecta al estado de nuestros tejidos, de ahí la importancia del trabajo conjunto con nutricionistas.

  4. Hábitos sexuales. Ser eyaculador precoz, que te duela mantener relaciones en unas posturas sí y en otras no, no ser capaz de tener una erección, que no puedas alcanzar el orgasmo, que no puedas llegar ni siquiera a la penetración o que haya una inhibición del deseo sexual son síntomas de disfunciones específicas del suelo pélvico. Conocerlas ayudará al fisioterapeuta a poder realizar un diagnóstico más específico y poder elegir las mejores herramientas disponibles.

  5. Historial médico y profesión. Hay algunas profesiones más dadas a sufrir disfunciones perineales que otras. Una persona que pase mucho tiempo de pie cargando peso o mucho tiempo sentada en una mala postura, generara una serie de compensaciones posturales y musculares que pueden afectar a la esfera abdominopélvica. A su vez, en el caso de las mujeres, el historial obstétrico es muy importante, valorar el sufrimiento perineal que ha sufrido esa mujer en su embarazo o parto nos aportara mucha información imprescindible para el diagnóstico y la elección del tratamiento.

  6. La exploración física

Es necesario continuar la valoración con una exploración física postural, del abdomen y del periné. Primero, se realizará una exploración visual, de la postura, del abdomen y de aspectos como el estado de la piel y las cicatrices de episiotomías, cesáreas o desgarros perineales. Después, se llevará a cabo una palpación de la musculatura abdominal. Se valorará el estado de la musculatura profunda abdominal para medir si existe diástasis, si los reflejos de activación del abdomen están activos y si el periné se contrae ante aumentos de la presión abdominal. Por último, se realiza una palpación intracavitaria vía vaginal. En esta se valora el estado de la musculatura pélvica, su tono, fuerza y reflejos, así como la estática visceral, para poder detectar las posibles causas mecánicas de incontinencia o prolapsos si los hubiera.

  1. Se realizan test de valoración de la musculatura del suelo pélvico.

En ellos se medirá la fuerza, resistencia, velocidad y la existencia de puntos de tensión o contracturas musculares. De esta manera, se conocerá la causa real de disfunción y se podrán marcar los objetivos de tratamiento adecuados.

Por último, es importante recordar que cada persona necesita una valoración específica que encaje con su entrevista e historia clínica. Según los datos obtenidos de la valoración se podrá realizar un tratamiento individualizado o derivar a otros profesionales del sector. Las valoraciones siempre se realizan desde un total respeto hacia la intimidad del paciente y no debe producir dolor.

En base a la valoración, el/la fisioterapeuta empleará técnicas manuales, electroterapia, técnicas visuales mediante biofeedback o ejercicio terapéutico para la reeducación postural y abdominoperineal en función de los datos obtenidos.

  • Tener un suelo pélvico en forma, ejercitarlo con continuidad, ¿puede afectar a nuestra vida sexual?

Un suelo pélvico que funcione bien puede hacernos alcanzar orgasmos más intensos (aquí ya hemos convencido a muchas), conseguir una mejor lubricación, más sensibilidad a la penetración vaginal y una excitación mayor.

Nuestros músculos superficiales del suelo pélvico, Bulboesponjoso e Isquiocavernoso se contraen para presionar a la vena dorsal del clítoris y mantener su erección. El músculo bulboesponjoso a su vez, tiene una función más, ya que recubre la entrada de la vulva. Al contraerse, activa a las glándulas de bartolino que son las encargadas de generar lubricación en los labios y vulva.

También, durante la fase de orgasmo, se producen contracciones rápidas e involuntarias del suelo pélvico. Por ello, se ha demostrado que mujeres con el suelo pélvico debilitado no alcanzan orgasmos tan rápidos ni duraderos como las mujeres con el suelo pélvico bien trabajado y cuidado.

Eso sí, hay que tener en cuenta que la función sexual es muy compleja, por lo que en caso de disfunción para poder garantizar su óptimo funcionamiento deben intervenir muchos profesionales de la salud.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

A partir de este viernes 15 y hasta el 30 de noviembre. El sorteo será el 9 de diciem...

Te enseñamos todo lo que tienes que saber sobre el esguince de tobillo, una de las le...

Muchos corredores populares terminan haciendo series simplemente porque han oído habl...

La contaminación en las grandes ciudades es un hecho que afecta a toda la población, ...

Hace dos años Hannah Gavios se dañó la columna vertebral huyendo de un intento de vio...

Porque es clave lo que el corredor ingiere antes y durante para conseguir unos 42 km ...