Consume frutas de temporada para evitar la deshidratación

Las frutas son un elemento muy importante en la alimentación, aportando vitaminas, sales minerales y fibras, además de agua, en proporciones que resultan adecuadas y especialmente requeridas durante el verano.

Julia Niño

Consume frutas de temporada para evitar la deshidratación
Consume frutas de temporada para evitar la deshidratación

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


A pesar de los cambios en el ritmo de las actividades cotidianas, en la alimentación variada y equilibrada, el verano ofrece la particular ventaja de consumir los alimentos de manera más natural y aprovechar al máximo sus beneficios.

Las frutas son un elemento muy importante en la alimentación, aportando vitaminas, sales minerales y fibras, además de agua, en proporciones que resultan adecuadas y especialmente requeridas durante el verano. Son alimentos con bajo valor calórico –importante para prevenir el golpe de calor- pero que aportan:

  • Hidratos de carbono.
  • Vitaminas, como carotenos (pro-vitamina A), vitamina C y diversas vitaminas del grupo B y E.
  • Minerales, indispensables durante la temporada en que el cuerpo enfrenta una gran demanda de parte de la termorregulación, afectando principalmente la sudoración a través de la que se pierden agua, sales y minerales que deben ser repuestos constantemente para evitar la deshidratación.
  • Algunas frutas pueden alcanzar el 90% de agua, lo que facilita la rehidratación aunque no reemplaza la indispensable ingesta de agua fresca.

La calidad nutritiva de las frutas varía en función de diversos factores, desde la calidad y tratamientos a los que han sido expuestas las semillas, si son de cultivo convencional o de cultivo ecológico, las condiciones climáticas y las circunstancias o procesos que atravesaron para su comercialización.

La temperatura ambiente ofrece un escenario ideal para consumir las frutas y las verduras de temporada, en su mayoría, crudas y frescas.

  • ¿Por qué debes cosumir fruta de temporada?

Podría decirse que son alimentos que se dan en una estacionalidad concreta, en la que el alimento está en el momento óptimo de desarrollo de una especie.

Los alimentos de temporada satisfacen tres dimensiones:

  • Son saludables: pues el crecimiento y la maduración de los frutos se realiza sin forzar los procesos y el ciclo natural.
  • Son de aquí: priorizando la producción agroecológica que, además de promover un comercio justo, reduce las emisiones de CO2.
  • Son más económicos: el aumento de la oferta, en particular de productos perecederos, impacta en el precio de los alimentos.

Los procesos para controlar o forzar el crecimiento y la maduración de los productos, en general, impactan en las propiedades organolépticas de los alimentos (sabor, olor, color) y en su valor nutricional.

  • ¿Cuáles son las frutas de temporada de verano?
  • Albaricoques: bajo aporte calórico, elevada cantidad de agua, alto contenido en fibra, son fuente de vitaminas A y C (ácido ascórbico), ricos en minerales como potasio y magnesio.
  • Cerezas: bajo aporte calórico, elevada cantidad de agua, contiene fibras y vitamina A, así como minerales entre los que destacan, potasio, magnesio junto con calcio y yodo.
  • Ciruelas: bajo aporte calórico, elevada cantidad de agua, alto contenido en fibra y vitamina A, y minerales como potasio, magnesio, calcio y yodo.
  • Frambuesas y arándanos: alto contenido en fibra, contiene vitamina C (ácido ascórbico), vitamina C y ácido fólico, junto con hierro y magnesio.
  • Higos: una de las frutas con mayor contenido de azúcares, tiene también una importante cantidad de fibra y aporta potasio, calcio, hierro y magnesio.
  • Limones: aporta vitamina C, fibras, minerales como potasio, magnesio y fósforo, y favorece la absorción del hierro que contienen los alimentos de origen vegetal.
  • Manzanas: fuente de fibra y aminoácidos esenciales como la cistina.
  • Melocotones: bajo aporte calórico, alto contenido en fibra, contiene niacina y vitamina A, así como potasio, magnesio, calcio y yodo.
  • Melón: es la fruta con mayor contenido en vitamina A y niacina, además de ácido fólico, vitamina C y vitamina E, junto con minerales como sodio y potasio. 
  • Nectarinas: su composición nutricional se lleva pocas diferencias con la de los melocotones. Fruta refrescante, de pulpa dulce que nos aporta, entre otros, vitamina A y minerales importantes.
  • Paraguayas: muy similares a los melocotones y las nectarinas, aportando buenas cantidades de minerales y vitamina A.
  • Plátano: fuente de vitaminas como betacaroteno, vitaminas A, B6, vitamina C y ácido fólico, junto con el alto contenido en potasio, aportan fibras.
  • Sandía: muy bajo aporte calórico, contienen una pequeña proporción de vitamina E y ácido fólico, y minerales como sodio y potasio.

PÓDCAST: Todo lo que debes saber sobre el ayuno intermitente

Puedes suscribirte al pódcast CORREDOR en las principales plataformas: iVOOXApple y Spotify.

Todo lo que debes saber sobre el ayuno intermitente

Relacionado

Todo lo que debes saber sobre el ayuno intermitente

No subestimes al ácido fólico

Relacionado

No subestimes al ácido fólico

Nuestros destacados