¿Es más fácil correr en una pista de atletismo que en otro terreno?

El terreno en el que corres tiene mucho que decir a la hora de mejorar tu rendimiento o incluso propiciar la aparición de lesiones
Noelia Hontoria -
¿Es más fácil correr en una pista de atletismo que en otro terreno?
La pista de atletismo es menos dura que el asfalto

Si te gusta correr, es posible que alguna vez te hayas preguntado si es mejor hacerlo en una pista de atletismo o en otro terreno. Lo cierto es que, por lo general, no existe una superficie mejor que otra, aunque sí puedes escoger la más adecuada para ti en función del tipo de carrera que quieras hacer y su objetivo como, por ejemplo, aumentar la velocidad o, por el contrario, trabajar la resistencia. Eso sí, un punto clave para elegir el terreno más oportuno es conocer el riesgo de lesión al que te enfrentas.

Tipos de terrenos, sus ventajas e inconvenientes

Antes de responder a la pregunta sobre si es más fácil correr en una pista de atletismo o en otra superficie, vamos a repasar brevemente los tipos de terreno a los que te puedes enfrentar.

  • Pista de atletismo. Las pistas de atletismo sintéticas ayudan a trabajar la velocidad, facilitan el agarre si usas zapatillas apropiadas y suelen ser la mejor opción para trabajar la técnica.

  • Césped. El césped tiene como ventaja que, al ser una superficie blanda, el impacto es menor y, por lo tanto, el riesgo de lesión también disminuye. Sin embargo, debes tener cuidado con los obstáculos que te puedes encontrar por el camino, como piedras o ramas. Es un terreno donde podrás ejercitar más cómodamente la resistencia que la velocidad.

¿Es más fácil correr en una pista de atletismo que en otro terreno?

En la pista de atletismo puedes trabajar muy bien la velocidad
  • Arena. Muchas personas adoran correr por la arena. Es un tipo de carrera en la que se trabaja más la fuerza que la velocidad y, aunque el impacto sobre las articulaciones también es bajo, igualmente debes prestar atención a los desniveles y los obstáculos del camino.

  • Asfalto. El asfalto sí permite trabajar la velocidad, pero es la superficie que más impacto genera, por lo que el riesgo de daño suele ser muy alto.

  • Cinta de correr. En el gimnasio, puedes correr sobre una cinta. Esta tiene la ventaja de que te permite modular el ejercicio como quieras (poner pendiente, subir o bajar la velocidad…), sin embargo, también hay riesgo de lesión al ser una superficie donde las articulaciones sufren bastante impacto.

La pista de atletismo es el terreno más fácil para correr

A la vista de lo expuesto anteriormente, lo cierto es que la pista de atletismo es uno de los mejores terrenos para correr. Permite trabajar perfectamente la técnica, tanto si lo que quieres es ganar distancia como velocidad o resistencia. Si te preocupan las lesiones, la goma sintética del suelo suele estar preparada para un agarre óptimo. Eso sí, recuerda que siempre debes entrenar de acuerdo a tus posibilidades.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

Uno de los modelos más dinámicos y ligeros de Joma...

Llega a su quinta generación mejorando su rendimiento y con nuevas tecnologías...

Más amortiguación en cada paso...

Descubre una de las zapatillas con más amortiguación del mercado...

Así son las Spire 3 de 361º, unas zapatillas que aportan máximo confort y con una gra...