¿Quieres empezar a nadar? Descubre las ventajas de este deporte

La natación es un deporte que provoca un impacto reducido en las articulaciones, ayuda a quemar grasas y mejora la capacidad pulmonar.
Noelia Hontoria -
¿Quieres empezar a nadar? Descubre las ventajas de este deporte
La natación es un deporte que mejora la elasticidad de los músculos.

La natación tiene efectos muy positivos sobre la salud. Te ayuda no solo a quemar grasas y tonificar los músculos, también es una gran aliada del organismo a diferentes niveles. Desde pequeños podemos practicar este deporte que, ya sea a modo de entrenamiento o por simple afición, suele tener muchos seguidores. ¿Aún no has empezado a nadar? Nunca es tarde, sobre todo si conoces los beneficios que le acompañan.

Beneficios de empezar a nadar

Como decimos, nunca es tarde para empezar a nadar. De hecho, algunos de sus efectos pueden enfocarse a la edad adulta como, por ejemplo, el escaso impacto sobre las articulaciones y los huesos. Esto significa que tu estructura ósea sufre mucho menos que cuando haces otro tipo de ejercicio como correr, saltar o jugar al fútbol y al baloncesto, lo que favorece que el desgaste se vea reducido.

Además, mejora la elasticidad de los músculos y su flexibilidad. Esto no solo te ayuda a sentirte más activo, si no que puede aliviar los dolores de espalda, los problemas de cadera y, al no haber carga articular, se minimiza el riesgo de lesiones.

 ¿Quieres empezar a nadar? Descubre las ventajas de este deporte

Con la natación puedes aliviar los dolores de espalda.

Por otro lado, la natación tiene efectos relajantes, tanto para la musculatura como para la mente. Lo que se traduce en una reducción de los niveles de estrés y ansiedad, además de un mejor descanso, un aspecto fundamental para mejorar el rendimiento físico.

El sistema respiratorio también puede disfrutar de los beneficios de esta modalidad. Suele ser muy buena para aquellas personas que padecen asma u otro tipo de afección respiratoria, ya que ayuda a abrir las vías respiratorias, a aumentar la capacidad pulmonar y a aprender a respirar mejor.

No olvides que la natación es un tipo de ejercicio aeróbico. Esto significa que sirve como calentamiento para otra actividad más intensa o como rutina principal de entrenamiento. Es un deporte con el que puedes quemar grasas y trabajar la salud cardiovascular, así como favorecer los niveles de colesterol y la salud del corazón. Además, es un tratamiento natural para la diabetes, gracias a la disminución de los niveles de azúcar en sangre.

Eso sí, antes de empezar a nadar, define los objetivos que quieres conseguir y adecúa tu entrenamiento a ellos. No es lo mismo practicar simplemente una actividad relajante que quemar grasas o aumentar tu capacidad cardiorrespiratoria. La natación es un deporte muy completo, con beneficios para todos y escasas contraindicaciones, por lo que, excepto si tu médico lo desaconseja por algún problema en concreto, hoy es un buen día para empezar a nadar y cuidar tu salud.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

La Ultraboost mejora todas sus partes resultando perfecta para hacer kilómetros...

La FuelCell 5280 es la zapatilla a la que New Balance le ha aplicado una placa de fib...

Así son las Spire 3 de 361º, unas zapatillas que aportan máximo confort y con una gra...

Las Super Cross y las Storm Viper tendrán edición especial para los 20 kilómetros de ...

Perfecta adaptación, firme y rápida para hacer los kilómetros que quieras es el resul...