¿Cómo empezar a correr?

Estas son las claves para que iniciarte en el running sea una grata experiencia.

Iniciación en el running: Claves para empezar a correr
Iniciación en el running: Claves para empezar a correr

Cometer ciertos errores puede convertir empezar a correr en un auténtico martirio. Estas son las claves para que iniciarte en el running sea una grata experiencia.

¿Cómo empezar a correr?

Al principio tu cuerpo no está preparado para hacer un esfuerzo tan alto. La intensidad que exige correr requiere que el organismo produzca una gran cantidad de energía que en este momento no es capaz de generar de forma efi ciente. Por eso tienes que pensar que vas a caminar-correr, al menos al principio. Esto ayudará a que tu cuerpo se vaya adaptando paso a paso al proceso de la carrera e irá generando poco a poco los mecanismos necesarios para producir la energía de forma más efi ciente. A medida que pasan los días, podrás ir aumentando el tiempo de carrera y disminuyendo el tiempo de caminar. Si vas más rápido, te estarás saltando pasos y debes tener paciencia para que tu cuerpo se vaya acostumbrando poco a poco. Además es una actividad nueva que sumará a tu actividad diaria, así que, el primer mes comienza con 2 días a la semana, para que tu cuerpo se vaya adaptando a ello.

Claves para empezar a correr

ELIGE UNAS BUENAS ZAPATILLAS: son la parte de tu indumentaria que más atención merece a la hora de iniciarte en el running. Te recomendamos que te realices un análisis de la pisada adecuado, con un podólogo especialista, y que acudas a tiendas especializadas donde te expliquen qué tipo de zapatilla puede ser más adecuado para ti en función de tu pisada y tu peso.

ENCUENTRA TU RITMO: Es fundamental correr a un ritmo muy suave, para que tu cuerpo vaya acostumbrándose poco a poco y no se colapse tu aparato respiratorio por las altas demandas energéticas.

APRENDE A LLEVAR UNA BUENA POSTURA: La postura adecuada es colocar la cadera con una ligera retroversión, que consiste en llevar las crestas iliacas hacia atrás y activar el abdomen para que la cadera bascule hacia delante. Esta posición no debe ser muy marcada, pero sí debemos notar que el abdomen va activado para sujetar el tronco.

ENTRENAR LA FUERZA ES IGUAL DE IMPORTANTE QUE SALIR A CORRER: La falta de fuerza y adaptación al movimiento es la principal causa de lesión y un trabajo adecuado nos ayudará a correr mejor y a prevenir lesiones.

QUÉDATE CON GANAS DE MÁS: Durante los 2 primeros meses, no debes terminar ningún entrenamiento exhausto. Sal a disfrutar y, cuando ya corras 20-25 minutos seguidos, vete aumentando el tiempo hasta los 30 minutos. Hasta que no corras este tiempo de forma cómoda, no pases a realizar entrenamientos de mayor intensidad.

ESTIRA DESPUÉS DE CORRER: al principio debes calentar, pero al fi nal es fundamental que estires. Los estiramientos relajan la musculatura y ayudan a que el músculo se recupere antes. Lo más fácil es realizarlos siempre en el mismo orden. Este paso será fundamental para prevenir lesiones.

BUSCA UN GRUPO: al principio puede que salir a correr te resulte duro y busques numerosas excusas para no hacerlo. Además, puede ser interesante que te ayuden a empezar, que te corrijan y te orienten sobre cómo debes comenzar a correr. Por supuesto, lo más importante de todo es que así no tendrás excusas, ya que habrás adquirido un compromiso con otras personas.

Entrena por primera vez un 10k con un plan de entrenamiento | JCD Fotografía

Relacionado

Entrena por primera vez un 10k con un plan de entrenamiento

ZAPATILLAS CON MÁXIMA AMORTIGUACIÓN

Relacionado

Seis zapatillas anti lesiones