¿Es posible hacer un entrenamiento que merezca la pena con solo 5 kilómetros?

La ley del mínimo esfuerzo. Te planteamos dos opciones de entrenamiento de solo cinco kilómetros para esos días en los que es imposible sacar un hueco debido a las obligaciones laborales y familiares.

Cálzate las zapatillas y sal de casa para un entrenamiento rápido de menos de media hora. MIKE COX.
Cálzate las zapatillas y sal de casa para un entrenamiento rápido de menos de media hora. MIKE COX.

Te planteamos dos opciones de entrenamiento de solo cinco kilómetros para esos días en los que es imposible sacar un hueco debido a las obligaciones laborales y familiares.

EL MOTIVO

El tiempo y las limitaciones. Las rutinas del día a día y las mínimas posibilidades de sacar un hueco cuando las obligaciones laborales y familiares copan una de esas jornadas en las que parece que nunca llegará el momento de acostarse. Sí, quizá una de las mejores opciones en este tipo de días es resignarse y esperar a otros en los que el tiempo no apremie y las posibilidades sean mejores. Pero aún así, queremos que lo intentes, sabiendo de las limitaciones pero también de los beneficios que te aportará un entrenamiento que no alcance los cinco kilómetros. Te vamos a presentar dos opciones, una suave y otra más intensa, para que puedas calzarte las zapatillas sabiendo que en menos de media hora (todo dependerá del ritmo) regresarás a casa con el sudor corriendo por tu piel y la sensación de haber acertado al salir a correr.

OPCIÓN 1: TROTE

El trote suave. Sí, el ‘cochinero’. Cinco kilómetros con el único objetivo de salir de la rutina y correr para respirar. Y, de paso, alcanzar el máximo rendimiento gracias a los beneficios que nos proporcionará, rebajar nuestros tiempos y correr lo más rápido posible en los días de dorsal e imperdibles. Porque hay muchas ganancias en eso de correr lento. En el artículo al que podrás acceder a través de este enlace te contamos 15 ventajas de correr despacio, un tipo de entrenamiento que aportará beneficios tanto a tu salud como a tu rendimiento deportivo. Porque hay veces en las que bajar el nivel de intensidad y darle un respiro al cuerpo es la mejor arma para seguir creciendo como corredores. Y es que todos queremos correr tan rápido como podamos, pero hacerlo despacio también nos puede llevar a ello.

OPCIÓN 2: VELOCIDAD

Si has seguido algunos de los artículos que hemos ido publicando tanto en la revista en papel como en la página web sabrás de la importancia del entrenamiento de velocidad. Se trata de un tipo de entrenamiento fundamental para todo corredor y que deberías realizarlo únicamente en este tipo de días en los que no tienes mucho tiempo, sino que en determinados momentos de la temporada resulta interesante rebajar el kilometraje, donde la cantidad de deja paso a la calidad. Pero eso es harina de otro costal y en este pequeña columna vamos a proponerte una sesión sencilla con la que cansarte lo suficiente y, al mismo tiempo, realizar una sesión interesante. Calientas tres kilómetros al trote y después, como si fuese un entrenamiento de series, realizas 12x100 metros en progresión recuperando un minuto. Para acabar, trotas de nuevo para enfriar hasta completar 5 kilómetros.

Solange Pereira nos da consejos sobre el entrenamiento de velocidad. Foto: Oysho Sport.

Relacionado

La velocidad: esencial para cualquier corredor

5 accesorios para corredores por menos de 20 euros.

Relacionado

5 accesorios para corredores por menos de 20 euros

Nuestros destacados