Vídeo: así es una prueba de esfuerzo completa en directo

Resuelve todas tus dudas. ¡Es imprescindible una al año para deportistas de cualquier nivel!

Justo el regreso a la actividad deportiva tras el verano es uno de los momentos en los que más demanda hay en los centros deportivos en los que se realizan pruebas de esfuerzo. Hay quién piensa que las pruebas de esfuerzo son sólo para aquellos que se inician en la práctica deportiva o para los atletas de elite que deben tener todos los datos para unas planificaciones lo más personalizadas posible. Esto es un grave error. Todos los deportistas deberíamos controlarnos una vez año para tener las máximas garantías de que no tenemos alteraciones que desaconsejen la práctica del deporte.

Hay mucha gente que nunca ha pasado por una prueba de esfuerzo y tiene muchas dudas sobre en qué consiste, la duración, si puede entrañar algún peligro, su utilidad, etc

Por ello fuimos a uno de los centros con más experiencia en Madrid en pruebas de esfuerzo (Healthing, www.healthing.es con la Doctora María Jesús Nuñez). En el vídeo podéis ver en vivo todo lo que va a ocurriendo en una prueba de esfuerzo.

MUCHO MAS QUE LA PRUEBA DE ESFUERZO

Se hace un completo estudio. Comienza con una entrevista personal para ver tus hábitos deportivos, de nutrición, hidratación, los antecedentes médicos personales, etc. para pasar luego a las mediciones de peso, talla, auscultación pulmonar, cardiaca, los pulsos periféricos (que sirve para saber que llega la suficiente cantidad de sangre a muñecas, tobillos, etc), la presión y, por último, un electrocardiograma para ver si hay evidencias signos de hipertrofia, bloqueos o extrasístoles.

A la hora de decidir si hacerla en bici o en tapiz rodante, de cara a la respuesta cardiaca, a detectar posibles anomalía, ; pero de cara a poder evaluar tu rendimiento siempre es mejor hacer la prueba en tu "entorno", la bici si eres ciclista y el tapiz si eres corredor ya que los umbrales no son 100% transferibles de un deporte a otro, ya que los músculos implicados en cada uno de ellos son diferentes.

Como vais a ver en el vídeo, la prueba dura entre 12 y 15 minutos. El protocolo es sencillo. Con la cinta con 1% de inclinación (para reproducir la resistencia al aire), empiezas a 6 kilómetros por hora para calentar para lugar ir subiendo 1 kilómetro por hora por minuto. No se sufre más de lo que lo haces en el último kilómetro de un 10k (lo peor es acostumbrarse a la máscara que analiza los gases).

En la prueba vamos a conocer un valor clave para el deportista como es el V02 (expresado en ml/kg/min). Te marca el máximo consumo de energía por la vía aeróbica y es un factor excluyente para el rendimiento. Vamos, que si no tienes como mínimo 70 no vas a ser un gran campeón. Viene con los genes, aunque gracias al entrenamiento se puede mejorar un 20-30%.

Dale al vídeo para ver en su integridad todo lo que ocurre durante una prueba de esfuerzo

Así es su integridad una prueba de esfuerzo

 

 

Nuestros destacados