Así funciona un GPS para correr

El GPS se ha instalado en el universo del corredor. Su funcionalidad es inmensa y se puede aplicar a múltiples aspectos de nuestra carrera deportiva, pero ¿lo sabemos utilizar correctamente?

Así funciona un GPS para correr. Foto: iStock
Así funciona un GPS para correr. Foto: iStock

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


¿Qué es el GPS?

En castellano, Sistema Global de Posición. Es un sistema de radionavegación, basado en una constelación de satélites, que sirven de puntos de referencia en el espacio. Proporciona información muy fiable acerca de la posición en 3D, la velocidad y la hora exacta, en cualquier lugar del planeta, en cualquier circunstancia meteorológica y en todo momento.

¿Cómo funciona?

El GPS obtiene su posición midiendo la distancia a varios satélites, cuatro por lo menos, y triangulando, para ello es necesario que no existan obstáculos entre los satélites y el aparato. Por esto, para que el GPS funcione adecuadamente hay que situarse en un lugar con buena visibilidad del cielo. La señal se puede ver interferida por edificios, muros, montañas...

¿Por qué a veces pierde la señal?

A veces, a pesar de su gran precisión, comete errores. El más importante viene provocado por la propagación más lenta de la señal a su paso por la ionosfera. Otro error se denomina “multisenda” se origina por los rebotes de la señal contra los edificios, paredes de roca, árboles y objetos metálicos cercanos.

El GPS en la montaña

El manejo del GPS en la montaña puede llegar a ser muy útil en el caso de movernos por zonas desconocidas o para orientarnos siguiendo rutas previamente marcadas, pero es fundamental en aquellos momentos en los que las condiciones atmosféricas de vuelven difíciles o la noche se nos echa encima y hay que regresar al punto de partida. Aquí el GPS puede sacarnos del apuro, a través de la función “goto” o mejor aún haciendo un “trackback”. Para esto es necesario haber registrado el track previamente. También es muy útil para conocer datos sobre la distancia, el desnivel y el tiempo de una determinada ruta.

¿Qué GPS me compro para correr?

El uso del GPS en el trail running

Lo último de lo que hablamos en el apartado anterior nos sirve para hablar de la utilización más común del GPS en el mundo del trail running, que no es otra que la de saber los kilómetros de una determinada sesión, conocer el ritmo al que vamos en cada momento o para hacer entrenamientos de repeticiones sobre una distancia determinada en zonas en las que no se cuenta con referencias. Normalmente nuestras sesiones en montaña se suelen desarrollar en zonas bastante bien delimitadas y conocidas, lo que reduce las posibilidades de perdernos. Esto ha llevado a algunos fabricantes de GPS a sacar al mercado productos destinados al runner, en los que la función mapa no es tan potente o simplemente no existe.

El GPS y el ordenador

Todos los modelos del mercado dan la posibilidad de monitorizar en el ordenador los archivos grabados en el aparato, valiéndose de numerosos programas informáticos, disponibles en la mayoría de los casos en internet. Podremos volcar los datos de los entrenamientos sobre un mapa digital y contar con información de lo más variada e interesante, lo que hará que tengamos una completísima agenda de entrenamientos. Por supuesto, como con el resto de aspectos relacionados con la tecnología, serán la práctica y el manejo diario, la lectura de bibliografía y el hacer gala de unas buenas dotes de navegación por la red, lo que llevará a cada runner a sacarle todo el partido a estos sistemas. 


PÓDCAST CORREDOR: Cerveza y corredor, una combinación no tan buena

Puedes suscribirte al pódcast CORREDOR en las principales plataformas: iVOOXApple y Spotify.

Relacionado

¿Qué GPS me compro para correr?

Comparamos 8 relojes GPS | iStock

Relacionado

8 GPS para corredores