Así es la adidas Adizero Boston 10, una de las mejores 'mixtas' del año

adidas mantiene la filosofía de la Boston 10 pero incorporando las últimas tecnologías.

Probamos a fondo las adidas Adizero Boston 10.
Probamos a fondo las adidas Adizero Boston 10.

Las Adizero Boston de adidas se han hecho un hueco importante durante muchos años entre los corredores y atletas que buscaban una zapatilla para rendir en entrenamientos exigentes y que fuera lo más similar posible a los modelos de competición, pero con más protección para salvaguardar las articulaciones y no comprometer los entrenamientos en los días posteriores. En su décima edición mantiene esa filosofía, aunque adaptada a la tendencia y tecnologías actuales de la marca.

Lo más llamativo de este clásico modelo, que ha sido completamente rediseñado, es su combinación del upper que recuerda a los modelos anteriores diseñadas por el maestro japonés Omori, con la gruesa y nueva media suela, todo para brindar un alto nivel de protección sin perder sus raíces de zapatilla mixta rápida, adecuada tanto para hacer kilómetros a ritmos altos como unas buenas series en las preparaciones más específicas.

Boston
Así está dividida la media suela de la Boston 10

La Adizero Boston 10 llega como argumento principal con una media suela completamente nueva y, como se aprecia claramente, con mucha más espuma de lo que solía tener esta zapatilla de running, incorporando las últimas innovaciones en tecnología de amortiguación de la marca. Esto le otorga un nivel de amortiguación mucho más alto que cualquiera de sus predecesoras, gracias a la combinación de dos capas de espuma LightstrikePro (al igual que la Adios Pro 2 de maratón) y Lightstrike EVA, además de los EnergyRods (hechos de fibra de carbono) que se encuentran paralelos a los huesos metatarsianos del pie para magnificar el impulso y que trabajen en conjunto con las espumas para crear un impulso y un ahorro de energía mucho mayor. Esta nueva construcción de la media suela protege más durante cualquier entrenamiento largo al tiempo que proporciona una pisada ágil y propulsora cuando llega el momento de acelerar. 

Cuando corres con ella se siente el salto de calidad que ha dado con su capa superior (más cerca del pie) de LightstrikePro que provoca que el contacto con el suelo sea mucho más elástico, y olvidándote del golpe con el suelo. Sus casi cuatro centímetros de altura no dejan que sientas el suelo, y eso se agradece cuando más cansado estás al final de los entrenamientos más largos. El pie tiene que trabajar menos, sufre menos y eso permite que te puedas exprimir un poco más, si quieres. Me gusta la media suela en general porque se percibe resistente, estable, reactiva y con un alto nivel de protección. Es menos blanda que la Adios Pro 2 y recuerda un poco más a la Adios Pro del pasado 2020, dato que es muy positivo. 

upper Boston 10
EL upper de la Boston 10 tiene detalles clásicos y los materiales más modernos

adidas ha querido dejar una parte superior recordando a los modelos clásicos de competición de la marca, con el refuerzo de la puntera cosido y una malla fina y ligera que permite la entrada de aire por todas sus aperturas. Este upper sujeta perfectamente a cualquier ritmo porque por el interior cuenta con unos refuerzos sintéticos por el interior conectados por la lengüeta que, junto con las tres bandas símbolo de la marca, no dejan que el tejido y el pie se desplace por los laterales.

ENTRENAMIENTOS

He podido hacer trotes suaves de calentamiento, intervalos cortos de 400 y 200 metros y ritmos finales en progresión, y en todos los casos se comporta como lo que es, pero donde más la he disfrutado ha sido en la progresión del ritmo, notando cómo cada vez iba más rápido con facilidad. Es una zapatilla que te deja empujar y no se descontrola.

La suela mezcla dos diferentes tipos de gomas (Continental en gran parte del antepié) y un diseño mucho más preparado para poder correr por diferentes terrenos, circunstancia que pasa cuando entrenamos. Gana en durabilidad y tracción en todas las superficies a los modelos de competición hechos solo para el asfalto.

suela boston 10
suela boston 10

La Adizero Boston 10 es una excepcional zapatilla de running que proporciona una sensación rápida para poder rendir cualquier día de la semana o en carrera si eliges que sea tu zapatilla para todo. adidas ha tomado el clásico modelo Boston y lo ha convertido en una zapatilla más competitiva y con las últimas tecnologías necesarias para aumentar el rendimiento de cada cual durante entrenamientos más rápidos.  En general, la Boston 10 es un gran modelo mixto y, con esta esta actualizacion, pueden competir cara a cara con otras zapatillas de maratón.

Puedes encontrarlas en varios colores en ADIDAS.ES.


FUERZA EN CORREDORES: IMPRESCINDIBLE

Así son las adidas Adizero Adios Pro 2

Relacionado

A PRUEBA | adidas Adizero Adios Pro 2

Eliud Kipchoge lidera un trote en la zona de Iten, el centro neurálgico de la etnia Kalenjin. NN RUNNING TEAM.

Relacionado

Los kalenjines, la etnia que domina el atletismo de Kenia con históricas excepciones

Los mejores vídeos