A PRUEBA | Botella flexible HydraPak Flux

Probamos a fondo la botella flexible HydraPak Flux, una pieza práctica y ligera del equipo de montaña.

Probamos a fondo la botella flexible HydraPak Flux
Probamos a fondo la botella flexible HydraPak Flux

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


Cuando estamos preparando una salida de entrenamiento, una botella flexible nos puede resultar muy útil y si es de una marca en la que confiamos, pues mucho mejor. Vayamos por partes a ver que nos ofrece esta opción de la casa americana HydraPak.

La gran ventaja de una botella plegable es precisamente eso, que según vamos utilizándola, el volumen se reduce considerablemente por lo que resulta mas cómoda de llevar. Hay gente que no las utiliza porque si es cierto que a veces para sujetarlas es mas complicado y tienes una sensación extraña, pero cuando te acostumbras son fantásticas.

En este caso, la botella en cuestión no es un soft flask sino una botella mayor que podemos utilizar en salidas mas tranquilas llevándola en la mochila con extra agua, si se preve un tiempo de salida mas largo o simplemente dejarla en el coche como agua de reserva para cuando volvemos secos habiendo consumido toda la que llevamos en la mochila.

Lo cierto es que un esta botella Flux es super cómoda y rompe con todo lo que se conoce de este tipo de contenedores. Esta construida con una forma cilíndrica con una rugosidad superficial que la hace muy agradable al tacto y pesa solo 77 gramos.

Tiene un tapón doble, una boca grande de 42mm. para rellenarla de agua y una boquilla más pequeña y con un cierre antigoteo para poder beber directamente y de manera muy cómoda.

Además, en la tapa lleva una especie de anilla que podemos utilizar para engancharla en cualquier sitio con un mosquetón (no incluido) o incluso mantener la botella comprimida una vez agotado su contenido.

Algo super interesante es que esta botella es compatible con el filtro de misma marca, que se incluye por ejemplo en el soft flask XA de Salomon o incluso se puede utilizar con un filtro externo con un pequeño accesorio.

La fabricación es de TPU (Poliuretano termoplástico)  y esta libre de BPA y PVC, no muy buenos para la salud y resiste casi lo que le eches.

En definitiva, una estupenda opción como contenedor extra que nos ahorrará esa desagradable sensación de rebote de los contenedores rígidos y nos cabrá en cualquier sitio prácticamente sin peso. Viene en dos tamaños, 1litro y 1,5 litros y dos colores, azul, clásico de HydraPak y gris oscuro y cuesta unos 16€.

adidas Terrex Agravic Flow

Relacionado

A PRUEBA | adidas Terrex Agravic Flow

HydraPak 500ml Tube Front

Relacionado

A PRUEBA I HydraPak UltraFlask™ IT 500 ML

Los mejores vídeos