A PRUEBA I Merrell MTL Longsky

Una voladora excepcional para las ultras

Merrell MTL Long Sky
Merrell MTL Long Sky

La casa americana Merrell nos presenta la MTL LONG SKY (MTL- Merrel Test Labs) con un precio recomendado de 145 € y un peso muy liviano de 283 g que la convierten en toda una voladora.
Las características y los materiales de esta zapatilla se han pulido desde el foco de la competición por grandes corredores, donde factores como velocidad, peso y tiempo son el principal objectivo. Básicamente, hablamos de una zapatilla para corredores con una buena técnica, musculados y dentro de un peso intermedio, si eres de estos esta es tú zapatilla para volar en las largas distancias. Sino, simplemente puedes reducir la distancia o revisar la Merell Agility Peak 4.
Revisando y probando en detalle la descripción del fabricante, encontramos un upper resistente, no elástico y perforado, muy transpirable, el pie no se recalienta y evacua el agua en segundos, además lleva una tira interior que apenas se ve, pero que ayuda a dar mayor sujeción a la zona del empeine.
Su lengüeta de una sola pieza, forma un botín en el interior que sujeta sin agobiar además de aislar los pies de piedras y arenilla. Encontramos libertad en el pie sin presión y de la misma manera se evita el desplazamiento interno que tanto molesta y produce rozaduras algo que hemos comprobado y puntuamos como muy positivo.
Su puntera reforzada y los laterales de protección no le dan una excesiva rigidez en la estructura, el puente queda libre y muy expuesto para impactos de rocas, esto no nos gusta mucho, pero teniendo en cuenta el tipo ideal de terrenos para correr con este modelo, como son los grandes bloques y las pisadas de precisión no parece vaya a ser un problema, aun así es un punto a tener en cuenta. Sus cordones planos ajustan bien en seco pero resbalan y se deshacen al correr por zonas mojadas o de nieve según hemos podido observar, teniendo que ser reajustarlos, también se echa de menos un bolsillo para guardarlos.
Es una zapatilla de horma estrecha y salvo que volemos corriendo en las ultras, nos podemos encontrar con 16-18 horas de carrera donde el pie se hincha y las hormas estrechas no ayudan, en las pruebas realizadas se han alcanzado los 50km máximo por sesión y a pesar de su estrechez esta no ha molestado.

Long Sky Suela
Long Sky con suela de Vibram Megagrip

La parte del talón es blanda y muy amortiguada. Cuando corremos tenemos la sensación de que el talón no va todo lo sujeto que debería, este es un punto a mejorar. Un drop de 8 mm y una suela Vibram megagrip que por calidad y prestaciones son un excelente material incluido en la zapatilla. Su suela esta partida en dos, para separar los apoyos delanteros y traseros. Lleva un taco en “V” muy prominente de 5 mm con un biselado estratégico para un excepcional agarre en terrenos descompuestos, la zona delantera para el agarre y el taco invertido en la trasera para la sujeción en las bajadas. En mi opinión, un taco un poco más ancho nos daría más superficie y algo más de estabilidad sin castigar mucho el peso o la eliminación de barro cuando se corre en estas circunstancias.
Su media suela EVA de doble densidad moteada casi no apreciable en la parte central que le da algo más de dureza. Otro punto a conocer y muy interesante es saber que no lleva placa anti roca.

Como conclusión, diremos que es una zapatilla voladora de ultras, apenas 283 g, para corredores con técnica, piernas musculadas y muy rápidos. Para otro tipo de corredor más popular, 50 km sería una distancia máxima y si queremos distancias mayores podemos elegir otro modelo “Merrel Agility Peak 4” que por sus características se podrían adaptar más. Sus características definas y materiales con la que ha sido construido la convierten en un producto excepcional, buscando maximizar la velocidad y minimizar el tiempo en ultras.

Salomon S/Lab Motion Fit

Relacionado

A PRUEBA | Salomon S/LAB Motionfit 360

HOKA ONE ONE Mafate Speed 3

Relacionado

NOVEDAD | HOKA ONE ONE Mafate Speed 3

Los mejores vídeos