¿Qué es más duro? ¿El Tour o un maratón?

Hablamos con Joseba Beloki, tres veces pódium en el Tour de Francia y maratoniano de 2h47, sobre la dureza del maratón y el Tour de Francia.
Nacho Barranco
¿Qué es más duro? ¿El Tour o un maratón?
Joseba Beloki y Lance Armstrong en el Tour de Francia de 2003 | ciclismoafondo.es
  • 21 etapas. 3.480 kilómetros. 54.100 metros de desnivel positivo.
  • 1 día. 42 kilómetros y 195 metros.

¿Qué es más duro, el Tour de Francia o un maratón? Con los datos que os hemos puesto arriba parece evidente que la respuesta se decante por la ronda francesa, pero como sabemos de primera mano de la dureza del maratón, hemos querido hablar con un hombre que tiene experiencia en ambas cuestiones. Su nombre, Joseba Beloki. Sus argumentos: tres podiums en el Tour de Francia y un maratón en 2 horas y 47 minutos en Berlín.

"Es una cuestión difícil de valorar, pero está claro que a nivel muscular y óseo es mucho más complicado correr", comienza un Beloki que continúa diciendo que "la bicicleta siempre es más agradecida. Al no haber impacto las fases de carga son más fáciles de acumular". Y es que el que fuera ciclista del equipo ONCE Eroski parece tener claro que, al menos durante la preparación, "es más complicado correr porque te deja muscularmente roto".

En su experiencia como maratoniano, cuenta Beloki que al acabar las tiradas largas "acumulaba un residuo brutal en el cuerpo. Era realmente duro tanto las series cortas como las sesiones de acumular más kilómetros. Y sobre todo psicológicamente porque ese sacrificio te deja un poso tremendo cuando estás preparando un maratón". El guipuzcoano llegó a correr el maratón en 2 horas y 47 minutos, "en Berlín y disfrutando muchísimo de la preparación. Sufrí, evidentemente, pero al haber sido ciclista profesional el salir a entrenar una hora y media o dos horas no me costaba a nivel mental".

Publicidad

LA EXPERIENCIA DE MICHAEL WOODS

Pero en este asunto y como dice el propio Beloki, "resulta complicado hacer una valoración exacta, porque yo el maratón lo he preparado a nivel popular, tratando de disfrutar". Tendríamos que buscar casos como el de Michael Woods, un hombre que con 19 años llegó a correr la milla por debajo de los 4 minutos y los 1.500 metros en 3:39.37 y que ahora es uno de los ciclistas de más nivel del pelotón mundial con resultados tan importantes como una victoria de etapa en la Vuelta a España de 2018 o el tercer puesto en el Campeonato del Mundo también del pasado año.

Según explicó Woods en una entrevista en Runner's World USA y siguiendo con el argumento de Beloki, "estás limitado en las horas que debes entrenar. En la bici, podría hacer fácilmente tres o cuatro horas". Y además, habla Woods de la diferencia de concepto a la hora de asumir los entrenamientos: "Vas con los ciclistas y ellos paran tranquilamente a por café. O a tomarse un dulce a un lado de la carretera. Van fácil cuando lo necesitan, se centran más en divertirse".

¿Qué es más duro? ¿El Tour o un maratón?

El ciclista Michael Woods en el Tour de Francia 2019 | EF Procycling Team

Eso sí, todo cambia en la competición. "El maratón, dentro de lo que cabe, es sencillo", comienza Beloki. "Tienes que tratar de no calentarte mucho, pasar la media tranquilo y sufrir hasta el final". Sin embargo, explica uno de los ciclistas más mediáticos de principios de siglo en nuestro país, "en el ciclismo, sobre todo en las grandes vueltas, la estrategia es mucho más amplia, va desde el día 1 al 21 y tienes que contar con la ayuda de tus compañeros".

Y no solo eso, pues también "es importantísimo saber moverse dentro del pelotón. Mucha gente piensa que hay etapas en las que se va tranquilo, que es verdad que el ritmo no es muy elevado, pero la tensión de rodar en grupo, los codos que se tocan, las caídas... eso genera un desgaste tremendo en el ciclista que hace que también estas carreras sean más duras".

Me gustaría volver a preparar un maratón.

Explicaciones de un hombre con la suficiente experiencia como para decir, con muchas ganas, que quiere "volver a preparar maratón. He tenido un par de experiencias malas en los últimos maratones que corrí y quiero desquitarme". Tendrá que prepararlo bien y saber de sus limitaciones, pues Beloki todavía sufre las consecuencias de la caída que sufrió el 14 de julio de 2003. Descendía al puerto de La Rochette junto a Lance Armstrong y en una curva perdió el control de su bicicleta al topar su rueda trasera con un tramo de asfalto derretido por el sol. Sufrió una rotura de fémur, de codo y de muñeca derecha. "Después de la operación se me quedó una pequeña cojera, pues no tengo parte del glúteo menor, y a partir del kilómetro 25 o 30 empiezo a acortar zancada y me tira mucho el isquiotibial".

Será una nueva aventura de Beloki sobre los 42 kilómetros y 195 metros. Y lo hará, "probablemente en España. Quizá en Donosti. Muchas veces nos empeñamos en buscar pruebas lejos de casa y algunas de las mejores las tenemos a la vuelta de la esquina". Una buena reflexión para acabar una conversación de ciclismo, maratón y, por encima de todo, amor por el deporte.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Si te duele la parte posterior de la rodilla puede que tu problema se llame "tirón de...

La Ultraboost mejora todas sus partes resultando perfecta para hacer kilómetros...

¿Y si la clave para correr mejor estuviera en el ahorro?...

La FuelCell 5280 es la zapatilla a la que New Balance le ha aplicado una placa de fib...

Las Super Cross y las Storm Viper tendrán edición especial para los 20 kilómetros de ...

Perfecta adaptación, firme y rápida para hacer los kilómetros que quieras es el resul...