Sánchez-Escribano: "Cuando asimilé la mínima olímpica se me saltaron las lágrimas"

Entrevistamos a la obstaculista española que el domingo consiguió en Birmingham la mínima olímpica para Tokio 2020.
Nacho Barranco
Sánchez-Escribano: "Cuando asimilé la mínima olímpica se me saltaron las lágrimas"
Irene Sánchez-Escribano en una sesión fotográfica para CORREDOR\ | Sportmedia

Este domingo Irene Sánchez-Escribano cumplió un sueño: conseguir la mínima olímpica para los Juegos Olímpicos de Tokio. Fue en Birmingham, donde corrió los 3.000 metros obstáculos en 9:27.53, rompiendo la barrera de los 9:30.00 que suponen esa mínima olímpica y convirtiéndose en la cuarta española más rápida de la historia en la disciplina.

Hablamos con Sánchez-Escribano, una atleta que lleva encadenando varias temporadas al máximo nivel, mejorando sus prestaciones año a año y que tiene dos objetivos nítidos en mente, el Campeonato del Mundo de Doha y los Juegos Olímpicos de Tokio. Antes, eso sí, estará en The Match, la competición que enfrenta en cada prueba a los cuatro mejores europeos frente a los cuatro mejores estadounidenses, todo un reconocimiento al nivel de la atleta toledana entrenada por Antonio Serrano en Madrid.

¿Qué significa para ti como deportista haber conseguido la mínima olímpica?

Durante las últimas semanas sabía que estaba entrenando para correr por debajo de esos 9:30.00 que suponían la mínima olímpica. La verdad es que cuando conseguí bajar de esa marca no lo terminé de asimilar. Fue cuando me llamó mi padre por teléfono y me dijo: "hija, que vas a ser olímpica" cuando me di cuenta y se me saltaron las lágrimas. Esta marca supone, en primer lugar, la consecución del objetivo de todo deportista, en segundo lugar la confirmación de todo el trabajo que llevo haciendo durante años, y por último un sueño hecho realidad.

El domingo salí convencida de lo que tenía que hacer, que era ir detrás de Gesa Felicitas Krause, Anna Emilie Moller o Karoline Grovdal.

Además, esa marca te hará tener más confianza en carreras de nivel internacional.

Es evidente que supone un salto de nivel. Voy entrando en grupos de atletas más pequeños, porque ahora ya somos solo 5 europeas las que estamos corriendo por debajo de 9:30.00. Es verdad que todavía estoy lejos de las mejores, pero me ayudará a tener otra actitud al salir a competir contra ellas. El domingo, por ejemplo, salí convencida de lo que tenía que hacer, que era ir detrás de Gesa Felicitas Krause, Anna Emilie Moller o Karoline Grovdal. Ellas son referentes y medallistas en mi prueba, pero no tuve miedo a esa situación.

Sánchez-Escribano: "Cuando asimilé la mínima olímpica se me saltaron las lágrimas"

Sánchez-Escribano en el Meeting de Huelva 2019 | Sportmedia
Publicidad

¿Crees que tienes más margen este año? ¿Incluso para poder superar a las mejores europeas?

Sinceramente, creo que Krause y Grovdal están a otro nivel. Ayer Krause hizo 9:20.55 tirando ella toda la carrera y con viento. La danesa Moller creo que la tengo más cerca pero como digo, las otras están por encima.

Ahora tienes por delante un poco más de un mes para preparar el Campeonato del Mundo de Doha. ¿Cuál es tu objetivo allí?

Habiendo hecho esta marca me gustaría estar en la final. Creo que con este registro es un objetivo más factible.

La temporada 2020 será mucho más corta que esta. Me gustaría preparar el cross y después centrarme en Tokio.

Además, este domingo participas en los 1.500 metros del Meeting de Madrid. Desde hace años se te atascan las pruebas en lisos, como el 1.500 m o el 3.000 m, donde tus marcas no se corresponden a las del obstáculos. ¿Cuál crees que es el motivo?

Pienso que hay algo de psicológico cuando afronto pruebas sin obstáculos. Es extraño porque en 1.500 m tengo 4:20.45 de este año y en 3.000 m 9:13.80 de la temporada de pista cubierta del año pasado, pero son marcas que no se corresponden a la del obstáculos. Quiero pensar que este domingo voy a romper esta barrera psicológica que tengo y tratar de estar cerca del 4:15.

Y después de Doha, ¿cómo va a ser el planteamiento?

Quiero desconectar en octubre y luego preparar el cross, algo más retrasada que otros años pero siempre pensando en el Campeonato de España que se celebrará en marzo. Me gustaría estar de nuevo en el pódium y confirmarme como una de las mejores "crosistas" de España. Y en cuanto acabe el cross habrá unos días de descanso pero rápidamente empezaremos a preparar el aire libre ya que el 29 de junio las selecciones tienen que estar hechas para Tokio 2020. Será una temporada mucho más corta que esta.

Sánchez-Escribano: "Cuando asimilé la mínima olímpica se me saltaron las lágrimas"

Sánchez-Escribano durante el Campeonato del Mundo de Cross 2019, donde fue 25ª | Sportmedia
Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Aprendamos a tratar y prevenir las lesiones del ligamento cruzado anterior, una de la...

La condropatía rotuliana es una patología recurrente en el mundo del running....

La nueva colección de Salomon se adapta a tus necesidades...

La Noosa es el modelo más famoso del triatlón ...

New Balance actualiza su tecnología para que sea más ligera y con más rebote....

El pulsómetro Suunto 5 reaparece con nuevos colores para adaptarse a todos los gustos...