Ofertón para el Maratón de Chicago desde 1.585 euros (dorsal incluido)

Corre uno de los mejores maratones del mundo en un viaje con todos los detalles que necesitas

Luis Merino

Una imagen de la salida del espectacular Maratón de Chicago. SPORTRAVEL.
Una imagen de la salida del espectacular Maratón de Chicago. SPORTRAVEL.

El de Chicago es uno de los maratones más deseados por los corredores de todo el mundo y CORREDOR\ tiene para ti una oferta especial para que puedas cumplir tu sueño con el mejor precio del mercado, desde 1.585 euros (dorsal incluido). Esta prueba hay que vivirla al menos una vez en la vida. Y es que cada mes de octubre (este año el día 9 de dicho mes) la ciudad del viento espera a maratonianos de todo el mundo para mostrar por qué su maratón es uno de los ‘Six Majors’, un maratón que nació en 1977 y que podrás disfrutar en este 2022 desde 1.585 euros y con dorsal incluido. Chicago es un maratón cómodo, rápido (en 2019 se batió el récord del mundo femenino de la distancia) y muy bien organizado, con salida y meta separada por escasos metros. Una carrera para disfrutar de un lugar de película donde los recuerdos del cine se agolpan en cada zancada. Si quieres contactar para informarte del mejor viaje a Chicago, escribe a sportravel@mpib.es o llama al teléfono 910 05 40 48. ¡Y NO OLVIDES MENCIONAR QUE QUIERES ACOGERTE A LA OFERTA ESPECIAL DE LA REVISTA CORREDOR!

¿POR QUÉ UN MARATÓN EN CHICAGO?

A primeros de octubre se despliega la enormidad del 'major' americano más rápido: el Bank of America Maratón de Chicago. Lo hace en una urbe que es referencia arquitectónica universal, con una idiosincrasia que atrapa al corredor desde que posa sus zapatillas en ella. ‘La ciudad del viento’ (si le da por soplar, que Dios te coja confesado, aunque lo normal es que haga una temperatura muy agradable, incluso no pocas veces demasiado calor; llover no llueve casi nunca) nos tienta con 42,195 km rapidísimos, dispuestos en largas y anchas avenidas que recorren 29 barrios, desde el centro histórico a Little Italy, pasando por University Village o Chinatown. El arco de salida está ubicado en el extremo norte de Grant Park, dejando a nuestro costado izquierdo el Instituto de Arte y la Cloud Gate, la escultura conocida popularmente como The Bean (es ineludible su familiaridad con una judía) que preside el Millenium Park, donde también hayamos otra de las maravillas locales, el Jay Pritzker Pavilion, un fabuloso recinto en el que escuchar música al aire libre. A la diestra tendremos el Lago Michigan, inabarcable masa de agua con apariencia de mar (un crucero el sábado previo a la carrera es ideal para alegrar la vista y descansar las piernas) que, junto al Hurón, Ontario, Eire y Superior, compone los cinco Grandes Lagos de América del Norte. El recorrido sube hacia el norte, deshace el camino, vira al oeste, de nuevo busca el sur y, en su parte final, asciende por la Avenida Michigan en una interminable recta que nos devuelve de nuevo al punto de partida (previo giro por Roosevelt Road, donde, con la meta casi a la vista, nos enfrentaremos a un puente que constituye la cima más elevada del evento).

antonio gabola SRP5wl4Ak88 unsplash

Así es el precioso otoño de Chicago, época en la que se disputa el maratón. ANTONIO GABOLA.

Mucho antes habremos visto desde abajo el ‘L’ (como llaman los chicagüenses a su metro elevated) y archivado en la pupila hitos como el famoso cartel del Chicago Theatre y la Willis Tower (antigua Sears Tower), en su momento el edificio más alto del planeta (527 metros contando las antenas), ambos justo antes de cruzar la alfombra del medio maratón. La organización de la carrera es un diez claro, cosa que percibes desde que te acercas al McCormick Place, el centro de convecciones donde está instalada la Feria del Corredor (si allí no encuentras lo que necesitas para implementar tu pasión por el running, puede que no exista). Disputa con Londres el título de segundo Major más rápido (lo de Berlín es abusar), no obstante aquí se han batido cuatro récords mundiales (incluido el vigente femenino; Brigid Kosgei, 2:14:04, 2019) y es sabido por la parroquia del dorsal y el GPS que, a nada que la meteorología acompañe, se vuela.

Como placeres añadidos al ya de por sí hedonista acto de entrelazar zancadas te proponemos asistir a un concierto en el Buddy Guy’s Leyends (club referencia de la vida nocturna en particular y del blues mundial en general por el que han pasado algunos de los mejores músicos que conoces) y degustar la pizza ‘estilo Chicago’, una mezcla no apta para estómagos pusilánimes -a caballo entre la empanada y la lasaña- que sirven deliciosa en Pizzería Uno o Giordano’s. Y para recordar lo bien que te lo pasaste en tu last dance maratoniano (que esperemos sea el penúltimo) invierte un par de dólares en uno de esos imanes que, jugando con el pasado oscuro de la ciudad, representan a un tipo con sombrero y metralleta sobre el lema There are no gangsters in Chicago.

Archivado en:

Una imagen del Zurich Maratón de Sevilla 2022. TOMÁS ALONSO MORO.

Relacionado

Debuta en el Zurich Maratón de Sevilla con uno de estos dos planes

Eliud Kipchoge, el hombre que más rápido ha corrido los 42 kilómetros y 195 metros Foto NN Running Team

Relacionado

Los corredores de maratón que han hecho historia

Nuestros destacados