¿Las necesidades de hidratación son diferentes en invierno?

Hidratarte bien es la mejor estrategia cuando entrenas a cualquier temperatura, ya sea en invierno o en verano.

Una corredora hidratándose durante un entrenamiento en invierno.
Una corredora hidratándose durante un entrenamiento en invierno.

Hace unos días llegó a la redacción de la revista Corredor la siguiente cuestión por parte de una lectora: No bebo tanto agua en invierno como lo hago en verano. ¿Las necesidades de hidratación son diferentes para el entrenamiento en los meses de invierno?

Mucho se ha hablado de la necesidad de hidratación en invierno, y realmente es una necesidad muy particular, ya sea con ejercicio con calor o frio, para cada persona. Los ratios de sudor varían enormemente de una persona a otra, y es muy difícil dar una recomendación universal de ingesta de líquidos tanto en condiciones frías como calurosas.

El objetivo de dirigir la hidratación durante el ejercicio es evitar la deshidratación extrema, y también evitar la sobrehidratación. Es perfectamente razonable y aceptable perder del 3 al 5 por ciento del peso corporal durante la actividad física. Mientras los ratios de sudor son generalmente más altos en condiciones de más calor, seguirás sudando y perdiendo algo de agua mientras haces ejercicio con frío. Por el contrario, en una carrera normal de 30 a 90 minutos, la pérdida total de agua en el cuerpo es ciertamente insignificante. El reemplazo de líquidos se acompaña fácilmente durante el frio con beber cuando tengas sed y después continuando con tu ingesta de líquidos habitual después de la actividad. Durante el ejercicio prolongado, habrá más necesidad de ingesta.

 

La mayoría de personas se llena de líquidos durante el día y solo necesita reemplazar dichas perdidas después del ejercicio. Mientras algunos corredores piensan que es esencial en invierno y verano beber ocho vasos de agua además de la ingestión de líquidos por el ejercicio, no hay un apoyo real de la ciencia a dicha recomendación. Muy, muy poca gente necesita andar con una botella en la mano. Un buen indicador es el color de tu orina, si es oscura como una bebida de cola o un zumo de manzana, es un signo de deshidratación.

Para la mayoría de las personas, el cuerpo responde con la sensación de sed antes de que su volumen interfiera en las funciones normales del cuerpo, por lo que beber cuando tienes sed en invierno y verano es la estrategia más segura de reemplazo de líquidos.

Es importante recordar que muy pocos de nosotros estamos lejos de una fuente de agua mientras entrenamos o corremos, por lo que aprender a escuchar a tu cuerpo y entender las señales que te envía es una parte importante de tu salud y mantenimiento mientras corres.


Puedes suscribirte al pódcast CORREDOR en las principales plataformas: iVOOXApple y Spotify.

¿Problemas con el sudor en las carreras?

Relacionado

¿Problemas con el sudor en las carreras?

Una imagen del EDP Rock 'n' Roll Running Series Madrid 2021. SPORTMEDIA.

Relacionado

¿Es peligroso beber mucha agua mientras corremos? Hablamos de hiponatremia

Los mejores vídeos