Posibles causas del dolor en los gemelos después de correr

Entre las causas del dolor en los gemelos se encuentran las malas posturas, el uso de zapatillas inadecuadas o el sobreesfuerzo.

Noelia Hontoria

¿Te duelen los gemelos? Puede que estés sobrecargando la zona.
¿Te duelen los gemelos? Puede que estés sobrecargando la zona.

El dolor en los gemelos después de correr no debería preocuparte en exceso, pero tampoco debes pasarlo por alto, especialmente si se repite con frecuencia. Entre las causas que hay detrás de esta molestia encontramos la mala ejecución de un ejercicio, el uso de zapatillas que no favorecen tu tipo de pisada o la aparición de una lesión, de mayor o menor magnitud, entre otras.

Identificar aquello que te provoca el dolor en los gemelos te puede ayudar a evitarlo y, sobre todo, a que no empeore o desemboque en otro problema mayor.

¿Qué consecuencias tiene el dolor en los gemelos?

Tal y como acabamos de ver, a priori, el dolor de gemelos no es algo grave. De hecho, suele curarse con reposo. Sin embargo, si este se prolonga demasiado o surge durante la actividad física, puede tener como consecuencia la aparición de lesiones, debido a la sobrecarga del músculo, y la disminución del rendimiento deportivo. Como es normal, si te duele algo y no te sientes cómodo, tu rendimiento se puede ver afectado tanto en intensidad como en resistencia.

Posibles causas del dolor en los gemelos después de correr

El uso de calzado inadecuado puede provocar dolor en los gemelos.

Posibles causas del dolor de gemelos después de correr

Si sientes dolor en los gemelos después de correr, lo más normal es que se deba a una sobrecarga de dichos músculos. No obstante, dentro de este punto encontramos diferentes causas. En primer lugar, puede tratarse de una mala postura a la hora de colocar las piernas durante la carrera, algo que a su vez está motivado por una mala pisada o el uso de unas zapatillas inadecuadas.

También favorece la sobrecarga de los gemelos el hecho de correr por superficies irregulares y muy inclinadas. Cuanta más pendiente, más sobrecarga.

En cambio, si la ejecución del entrenamiento es correcta, debes empezar a descartar problemas de salud, siempre con la ayuda de un profesional médico. Entre ellos destaca la mala circulación en las piernas, que provoca que las sientas hinchadas, pesadas y más cansadas. Además, también es posible que hayas sufrido alguna lesión como, por ejemplo, una rotura fibrilar, un desgarro muscular o incluso artritis u otros problemas óseos.

Cómo aliviar el dolor de gemelos después de correr

Aunque lo importante es determinar la causa para evitarla en el futuro, si actualmente te duele esta zona, debes aliviarla. Lo más común es guardar reposo, pues con el descanso las piernas pueden volver a su estado habitual. También te pueden ayudar los masajes localizados y aplicar frío en el músculo afectado un par de veces al día, ya sea mediante guantes de frío o duchas con agua helada.