A PRUEBA | Chaqueta Columbia Three Forks™ Black Dot™

Una prenda para los días duros

Jaime Luengo

Así es la Chaqueta Columbia Three Forks™ Black Dot™
Así es la Chaqueta Columbia Three Forks™ Black Dot™

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


No sólo hay que concentrarse en prendas exclusivamente para correr. Todo corredor es por definición un deportista y como tal, es muy probable que practique otros deportes con lo que en algunos casos el material analizado puede ser muy útil para otras ocasiones, o en este caso muy recomendable para antes y después de un entrenamiento intenso, cuando el cuerpo nos pide abrigo inmediato.

En cualquier caso, esta chaqueta consta de la tecnología Onmi Heat™ de Columbia en dos de sus variantes Omni-Heat™ 3D y Omni-Heat™ Black Dot™, que también incorporan otras prendas que por el contrario sí están pensadas directamente para correr por lo que es muy interesante hacer un análisis de primera mano, así que por fin hemos tenido la ocasión de probarla. Teníamos ya interés en probar el nuevo tejido y comprobar sus características en campo.

La chaqueta es gruesa, pero sorprendentemente ligera y desde luego la primera sensación es que el Omni Heat funciona estupendamente porque es ponérsela y sentir un calor agradable de manera inmediata.

El tiempo se puso de nuestra parte teniendo ocasión de hacer la prueba bajo todo tipo de climatología adversa como lluvia, ventisca e incluso rachas de viento de 72km/h con temperaturas de hasta -8º.

Como el nombre indica "Omni" significa “todo, o “por todos lados” y en nuestro caso unido a Heat, lo entendemos como "calor por todos lados” y así se comportó en la prueba. El tejido interior mantiene el calor corporal en todas condiciones, permitiendo la transpirabilidad de dentro hacia fuera. La capa exterior, muy técnica, presenta un tratamiento especial que funciona como barrera eficaz para viento y agua, actuando como cortavientos y prácticamente como membrana ya que sin serlo aguanta bastante bien el agua. De hecho la marca lo declara como tejido deprelante, es decir, que rechaza el agua, pero no impermeable. Al mismo tiempo es ultra deslizable ofreciendo muy poca fricción, notándose en el movimiento de los brazos en axilas y costados. En nuestras pruebas se mostró eficaz en todas las situaciones con una puntuación de 8-9 sobre 10.

Aunque no nos llovió mucho, tuvimos ocasión de hacer una pequeña prueba comprobando que presenta una buena resistencia al agua.

¿Y en cuanto al uso? Los ajustes de puños, el bajo y la capucha son correctos, aunque con rachas de viento echamos en falta un ajuste para la capucha que se volaba con demasiada facilidad. Los bolsillos exteriores son tres con cierre de cremallera de muy buena calidad. 

En el interior presenta únicamente un gran bolsillo que abarca todo el lateral derecho y que encontramos bastante sorprendente por su enorme profundidad. Nos resulta un poco extraño y aunque no dudamos de la utilidad de semejante bolsillo, desconocemos en qué han pensado los diseñadores de Columbia ya que siendo tan profundo no es práctico para objetos pequeños como una cartera o un móvil.
La única cosa que se nos ocurre es para guardar las pieles de foca, aunque no tiene mucho sentido ir a hacer esquí de travesía con semejante chaqueta y la otra opción es tan sencilla como que sea el contenedor para el autoempacado. 

El tejido interior presenta alguna fricción frente a ciertas prendas confeccionadas con forro polar. A pesar de su voluminosidad, que tampoco es excesiva, se hace ligera y muy confortable de llevar.

El cierre frontal se realiza mediante una cremallera a todo su largo que, al llegar la prenda hasta la ingle y siendo algo ajustada por abajo, echamos en falta que fuese tipo "two ways" bidireccional para facilitar su apertura desde abajo ya que notamos alguna tirantez en situaciones que requieran elevar las rodillas, como pendientes importantes.

En definitiva, una prenda muy llamativa gracias al acabado exterior "tecnológico" negro que presenta el tejido Omni Heat Black Dot™ o incluso el de su interior en Omni Heat 3D™. Como únicas pegas echamos en falta un bolsillo interior de tamaño normal para la cartera/teléfono y, a la hora de sentarse, algún ajuste del bajo para no estresar la cremallera. 

Peso en báscula: 765gr

Chaqueta Columbia Three Forks™ Black Dot™
Chaqueta Columbia Three Forks™ Black Dot™
Probamos las zapatillas Columbia Facet 15

Relacionado

A PRUEBA | Zapatillas Columbia Facet 15

COLUMBIA MONTRAIL FKT

Relacionado

A PRUEBA | Columbia Montrail FKT