A PRUEBA | Sujetador deportivo Odlo Seamless High

Sujetador deportivo de Odlo sin costuras. Suena bien, ¿verdad? Sobre todo, si eres fan de la marca y sabes de su buen hacer con estas prendas. Deja que te cuente sus luces y (pocas) sombras.

Noemí Alonso

Sujetador deportivo Odlo Seamless High
Sujetador deportivo Odlo Seamless High

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


Soy evangelizadora absoluta de la compañía suiza (con pasado noruego) desde que probé sus prendas para correr en invierno: calentitas, cómodas, favorecedoras… Y sentía curiosidad por saber cómo sería un sujetador deportivo de Odlo; hay que tener en cuenta que la marca no solo es pionera del principio de tres capas (larga vida al sistema que te salva de la congelación), sino que también inventó la ropa interior deportiva. Sobre el papel, tiene todo a su favor para gustarme.

Pero… si he de ser sincera, la primera impresión al sacarlo del embalaje es que este sujetador sin costuras de Odlo no “dice” nada. La mezcla de patrones, texturas y tonos verdes me abruma un poco, aunque sí es cierto que tiene una pinta muy cómoda. La compañía afirma que las copas se ajustan a una amplia variedad de formas y tamaños: si la tuya es una C, te aconsejo quitar las piezas de relleno para que no te opriman en exceso. Lo hago y aquí comienza la operación de ponérmelo.

Esta prenda interior deportiva se abrocha en el frontal mediante una cremallera de seguridad (cuando pones el tirador hacia abajo, se “clava” para que no se abra). Además, tiene dos trabillas con gancho, una en la zona media inferior y otra, más pequeña, en la superior, con el fin de que todo quede perfectamente protegido y en su sitio. Si decides soltar la de arriba y dejar la cremallera en la mitad del recorrido, el efecto será muy sexy. Pero…

Para llegar hasta ahí debes luchar antes con la mencionada trabilla inferior. Es grande y, aun así, cerrarla no es sencillo: la pieza de tela en la que se prende el gancho metálico es estrecha; dejarlo todo acoplado antes de subir la cremallera me cuesta un rato de forcejeo. Reconozco que no soy la persona más hábil del mundo, pero el sistema da un poco de guerra. Es el precio que hay que pagar para que, una vez finalizada la operación, no se mueva nada.

Empiezo a trotar a un ritmo suave y la comodidad es total gracias a un tejido confeccionado en poliamida, poliéster y elastano. Al no tener costuras, la posibilidad de rozamientos se reduce al mínimo. ¿Será igual cuando aumente la velocidad o pasen más kilómetros?

Pues sí. Odlo ha creado un sujetador deportivo capaz de adaptarse a un entrenamiento de alto impacto: impide que el pecho se mueva, desde luego, pero además evacua el sudor con rapidez, permite la transpiración de forma correcta y proporciona una sensación agradable sobre la piel mediante la suavidad de su material.

Al avanzar en distancia e intensidad, cobra sentido la variedad de piezas que conforman esta prenda interior. No están ahí por caprichos de diseño; cada una cumple una misión para que el soporte sea sobresaliente. A esto ayuda la tira central de la espalda, el tejido elástico y la amplia banda inferior, que también conceden una elevación mayor y reducen el estrés sobre los hombros. 

Vuelvo a casa contenta con esta toma de contacto: mi impresión inicial ha mejorado radicalmente. Y por suerte, quitarse este sujetador sin costuras es mucho más sencillo que ponérselo…

Precio: 49,95 €


PÓDCAST: TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE EL AYUNO INTERMITENTE

Puedes suscribirte al pódcast CORREDOR en las principales plataformas: iVOOXApple y Spotify.

Archivado en:

Sujetador deportivo New Balance Power

Relacionado

A PRUEBA | Sujetador deportivo New Balance Power

Sujetador adidas Ultimate Alpha

Relacionado

A PRUEBA | Sujetador Ultimate Alpha Adidas

Los mejores vídeos