Trucos mentales para la vuelta a los entrenamientos en el exterior

¿Agotada y de mal humor? Utiliza estas sencillas ideas para vencer la fatiga cerebral y correr con energía y pasión.

Linda Sansegundo

Trucos mentales para la vuelta a los entrenamientos en el exterior
Trucos mentales para la vuelta a los entrenamientos en el exterior

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


La fatiga mental, además de ponernos de mal humor y dejarnos totalmente fuera de combate, puede afectar negativamente el rendimiento físico.

El verdadero desafío esos días reside en encontrar fórmulas para cambiar lo que pasa por tu mente y ser consciente de que sí puedes realizar ese entrenamiento que tenías programado. Reenfoca, reconoce que preferirías quedarte tirada en el sofá, pero ponte las zapatillas de correr de todos modos. Una vez que empiezas, casi siempre te encontrarás fenomenal al terminar.

¿CÓMO REENFOCAR TUS PENSAMIENTOS?

  • Reformula tus metas

¿Decidir entre el mando de la televisión y tus zapatillas para correr? No es fácil salir por la puerta sin una razón clara para correr. Si no puedes responder, por qué sales a correr, no durarás mucho.

Visualiza tu objetivo, el que sea, no tiene por qué ser en forma de carreras y menos ahora que se vislumbran demasiado lejos.

  • Sé flexible

La organización es la clave del éxito. Ten preparado siempre un entrenamienro alternativo por si surge algo inesperado.

Si el trabajo exige que le dediques más tiempo de lo planeado, dedica menos tiempo a entrenar. Si no puedes salir de casa, dedica tiempo a tus estiramientos y entrenamiento de fuerza y pospón tu carrera al día siguiente.

La música puede ser un gran motivación para el ejercicio, trata de aprovechar la motivación de tus canciones favoritas antes de sus entrenamientos para ayudarte a tener el estado de ánimo adecuado.

Escucha tu música mientras respondes los últimos correos electrónicos, o apaga las noticias y coloca tu lista de reproducción favorita. Es probable que te calces las zapatillas al instante.

  • Contrarresta siempre con pensamientos positivos

En esos días en que tu mente comienza a lanzar aspectos negativos porque todo salió mal y estás realmente superada, detén tu debate interno y "administra el momento". Intenta contrarrestar esos pensamientos con otros positivos.

Por muy tentador que sea ceder a los aspectos negativos, anima a tu cuerpo para seguir tu rutina previa a correr: date una ducha rápida o toma una taza de café, ponte tu ropa, haz algunos saltos para aumentar tu ritmo cardíaco, sal fuera… El comienzo es siempre lo más difícil, pero una vez que sales a la calle, te será mucho más sencillo.

  • Aliméntate bien

Cuando baja el nivel de azúcar en la sangre, también disminuye tu motivación. Recuerda llevar una alimentación sana y equilibrada que cubra tus necesidades diarias.

  • Visualízate

Imagínate entrenando, despeja tu mente del ordenador o los papeles. Elige una nueva ruta o encuentra un sendero panorámico que te ayude.

  • No fuerces

Si tu mente está completamente inactiva, no fuerces un entrenamiento exigente. Sustitúyelo por salir a rodar media hora suave y reprograma el duro entreno para otro día.

  • Imagina tu mejor “yo”

En lugar de centrarte en el estrés, utiliza tu entrenamiento para imaginarte como la corredora que quieres ser. Presta atención a tu respiración y técnica de carrera.

Cómo manejar el miedo a salir a correr tras el confinamiento.

Relacionado

Cómo manejar el miedo a salir a correr tras el confinamiento

La astenia primaveral en corredoras

Relacionado

La astenia primaveral en corredoras