¿Qué no debes hacer después de correr?

Sales a entrenar, sudas la gota gorda y, en ocasiones, te dejas los higadillos... y ya crees que tienes todo hecho y no, lo que haces después es igual o más importante.
Ane Martín -
¿Qué no debes hacer después de correr?
¿Qué no debes hacer después de correr?

Es muy sencillo echarlo todo al traste si no eres consciente de cuidar lo que haces después de entrenar; presta atención a cada detalle, conseguirás mejores resultados y tu cuerpo te lo agradecerá recuperando correctamente. Echa un vistazo a nuestras recomendaciones ya que seguro estás cayendo en más de un error.

Saltarte la fase de vuelta a la calma

Acabas de llegar de entrenar, te sientas en el sofá, te quitas las zapatillas y te quedas tumbado dejando pasar los minutos hasta que se convierten en horas. ¡Gran error!

Cuando terminamos un entrenamiento, ya sea un rodaje o más aún si se trata de cambios de ritmo o series, no podemos parar bruscamente. El cuerpo necesita volver a la calma, rueda unos minutos suave para bajar pulsaciones y activar la circulación sanguínea de manera que ayude a eliminar las sustancias de desecho de los músculos fruto del entreno.

No quitarte la ropa húmeda

Es la primera norma que debes cumplir cuando llegues de entrenar, quitarte la ropa mojada inmediatamente; incluso si no sudas mucho o estamos en pleno verano. La ropa sucia con las que has entrenado es el hábitat perfecto para las bacterias, y además te puede transmitir una sensación de escalofrío muy difícil de recuperar, incluso un día de verano.

Independientemente de si puedes ducharse rápidamente o no, cámbiate de ropa, calcetines incluidos.

Además siempre sienta bien quitarse las zapatillas después de una dura carrera, pero asegúrate de ponerte zapatillas o sandalias cómodas, los músculos de los pies también se cansan.

Publicidad

No te hidratas y alimentas correctamente al terminar

Planifica beber y comer después de tus entrenamientos, preferiblemente en los 20 a 30 minutos siguientes a la finalización. Si vas directo al trabajo, o tienes otros compromisos inmediatamente después, llévate un bidón de agua y tupper o un sncak saludable para que puedas comer rápidamente.

Asegúrate de que incluya proteínas, un poco de grasa y algunos carbohidratos complejos para reponer tus necesidades energéticas.

Y ante todo, no olvides que no puedes comer todo lo que quieras porque hayas corrido. Recuperar las calorías gastadas es demasiado fácil, por lo que no estropees todo el trabajo duro por comer mal.

Beberte una cerveza "de trago" sin antes haber tomado agua

Tomar una cerveza bien fría después de correr es un placer muy complicado de describir, es el colofón perfecto... pero no todo son ventajas.

Terminas exhausto y el cuerpo te pide bebértela de trago, casi sin respirar y hasta parece que así te sienta mejor, pero todo lo contario. Bebe agua en primer lugar para aplacar esa sensación extrema de sed e g¡hidratarte como es debido, a continuación ya puedes tomarte tranqilamente tu cerveza con la que llevas soñanmdo desde casi que empezaste el entrenamiento.

Y no se trata de un capricho, recuerda que la cerveza contiene alcohol, y el alcohol deshidrata.

Publicidad

El sofá "te hace ojitos"

Es humano sentir que te has ganado tirarte en el sofá mientras ves tus series favoritas después de terminar un buen entrenamiento, pero no sucumbas. La actividad ligera es una gran herramienta de recuperación porque mantiene la sangre circulando por tu cuerpo, ayudando a su recuperación.

Planifica una cierta actividad ligera. Levántate, camina, haz unos estiramientos suaves mientras estás de pie, y respire profundamente.

No le das importancia a la recuperación

No minimices tus logros, sea cual sea tu ritmo o distancia. Pensar que no necesitas recuperación porque tu entreno fue "demasiado lento" o "demasiado corto" es un pensamiento erróneo.

Si el entrenamiento ha sido muy duro, no es el mejor momento para hacer posteriormente actividades físicas qu ete supongan un gran desgaste físico, tus músculos están cansados y ede ser un calvo de cultivo para las lesiones. Si es posible, planifica estas tareas otro día o date varias horas tiempo de recuperación. Puede sonar a excusa perfecta para escaquearte, pero es mucho mejor hacer estas tareas cuando estés con todas tus fuerzas.

Recuerda que el ritmo y la distancia son relativos a cada corredor, por lo que la recuperación siempre juega un factor clave para tu próxima carrera.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Un coche eléctrico (el Nissan Leaf), todas las capitales de provincia peninsulares, 7...

Te enseñamos todo lo que tienes que saber sobre el esguince de tobillo, una de las le...

Muchos corredores populares terminan haciendo series simplemente porque han oído habl...

La contaminación en las grandes ciudades es un hecho que afecta a toda la población, ...

Hace dos años Hannah Gavios se dañó la columna vertebral huyendo de un intento de vio...

Porque es clave lo que el corredor ingiere antes y durante para conseguir unos 42 km ...