A PRUEBA | Camelbak Octane 25L

La Camelbak Octane 25L es una magnifica mochila, muy versátil, que nos hará disfrutar sea cual sea nuestra actividad o para que la utilicemos sin preocuparnos que nos entre lo necesario

Fran Hernández (FITNUTRITIONTEAM)

Probamos la mochila Camelbak Octane 25L
Probamos la mochila Camelbak Octane 25L

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


Lo primero que se aprecia a simple vista con la mochila Camelback Octane 25L es que está construida con muy buenos materiales, y nos llama la atención los muchísimos bolsillos de muy fácil acceso mientras la llevamos puesta, cosa que en otras mochilas o en otras marcas siempre nos andamos peleando porque los bolsillos nos quedan un poco atrás y un poco inaccesibles en este caso todos los de primera necesidad están a una altura muy correcta casi perfecta para poder coger bien todo lo que necesites, sean barritas, geles, fruta, el móvil o cualquier cosa que estimemos que tenemos que tener a mano en cualquier circunstancia de la carrera.

Es una mochila especialmente diseñada para nuestras carreras por etapas, incluso con autosuficiencia alimentaria. La podemos reutilizar perfectamente para una carrera normal de media, larga distancia o Ultra. Incluso nos puede servir para el día a día o una excursión al campo con la familia, ya que es muy cómoda, versátil y sus 610 g de peso más nuestro material, se distribuyen perfectamente y da sensación de que sea más ligera de lo que es, gracias a sus tirantes 3D de malla los cuales también nos permite a la vez de distribuir perfectamente el peso airear y esto nos lleva a la una muy buena característica que es que la zona de la espalda, la cual lleva su acolchado correcto para ser muy cómoda y absorber las rebotes del material que llevemos dentro. Dispone a su vez de un canal de respiración y transpiración en la columna vertebral lo cual no le hace una mochila que nos meta calor.

Muy cómoda una vez puesta ya que tiene tres puntos de anclaje de los cuales los dos de arriba de pecho se pueden graduar en altura de una manera fácil, gracias a que los ganchos de sujeción están introducidos en un carril plástico.

COMPARTIMENTOS CENTRALES Y BOLSILLOS INDIVIDUALES

En el compartimento principal encontramos una cremallera doble, en la cual, lo que más nos ha gustado es que se abre totalmente estilo solapa y dentro encontramos muchísimos bolsillos individuales para poner todas las cosas clasificadas y no tener que andar rebuscando. Tiene 2 filas principales para objetos pequeños, la de arriba de 3 y la de debajo 2 un poco más grandes. En ambos lados del interior de este compartimiento encontramos otros dos bolsillos de rejilla.

En la parte interna de la solapa del bolsillo principal encontramos otro con cremallera y también de rejilla y dentro de este un gancho de seguridad para poder anclar objetos de valor o alguno que no queremos que ande suelto.

En el tirante izquierdo nos encontramos con un bolsillo con cremallera y dentro de este una división para hacer otro departamento ideal para utilizarlo metiendo materiales o accesorios de valor como puede ser GPS, móvil, llaves, etc.

En ambos tirantes encontramos la posibilidad de ajustar con una goma la parte superior de cada uno de los bolsillos, bien para sujetar material o casi cerrar por completo el bolsillo.

Siguiendo con la multitud de bolsillos encontramos otros dos en los laterales externos con tejido de malla y otro a lo largo de la parte exterior de la solapa del bolsillo principal, el cual le hace muy practico para depositar la ropa de cambio sudada y que el resto no coja ni humedad ni olor.

En ambos laterales de la mochila encontramos dos tiras azules regulables para sujeción de los palos y a la vez nos sirven para disminuir el volumen del bolsillo principal o una vez lleno ajustarlo para hacerlo más amplio o menos dependiendo del material y circunstancias que nos vayamos encontrando o que deseemos. En cuanto a las fijaciones de los palos, nos gustaría que fueran un poco mas sujetos y mas altos. Cuando llevamos la mochila cargada al máximo de su capacidad no hay problema, pero cuando el volumen es inferior quedan un poco sueltos, circunstancia que podemos solucionar fácilmente introduciendo la parte inferior de estos en el bolsillo de red lateral y fijándolos en la parte superior con la tira regulable dedicada para ello.

De todas maneras, para poder quitar los palos y utilizarlos o inversa tendremos que quitarnos la mochila irremediablemente, así que dependiendo de las circunstancias podremos adaptarlos sin problema.

Detalle de la parte delantera de la mochila Camelback Octane 25L
Detalle de la parte delantera de la mochila Camelback Octane 25L

DEPOSITO DE DOS LITROS DE CAPACIDAD

Se adquiere con un depósito de 2 litros de capacidad con un buen sistema de llenado y sistema anti goteo en la boquilla, además lleva el tubo extraíble de muy fácil separación e inserción del depósito.

Su bolsa de hidratación Camelback lleva un acoplamiento perfecto, incluido el tubo, que al ir a lo largo del tirante derecho sujeto con dos anclajes de muy fácil posicionamiento queda perfectamente ajustado sin tener el tubo suelto o mal enganchado gracias a este diseño Camelback da una solución que otras marcas no tienen, y tanto se lo vamos a agradecer.

Otro detalle es que tiene un acoplamiento de plástico duro en la boca de llenado estilo mango para poder sujetarlo a la hora de rellenar el depósito o introducirla en la mochila, que en los momentos de avituallamiento en carrera donde cada segundo cuenta, nos va a facilitar esta maniobra.

Además de la bolsa Camelback también podemos tener la posibilidad de introducir bidones tipo softflask de 500ml a ambos lados de los tirantes.

Nos ha gustado mucho que la primera vez que abrimos nuestra bolsa Camelback nos da olor a plástico con lo cual todo nos indica que no tendremos esa sensación de gusto a plástico una vez la llenemos de agua, aún así yo siempre recomiendo dejarla entre 18 y 24 horas con un poquito de bicarbonato moviéndola de vez en cuando.

Ajuste perfecto en la zona lumbar y cintura lo cual nos hace sentir menos el peso total cuando llevamos mucho peso en la mochila y la acomodamos a esta zona de nuestro cuerpo. En esta zona de sujeción tiene otros 2 bolsillos muy amplios, uno a cada lado, ambos con cremallera.

En las correas ajustables de cintura, que dispone de 3 en total sólo para esta zona, 2 que unen la mochila y los tirantes por su parte inferior y otra en la zona delantera nos encontramos con una curiosidad que ha tenido en cuenta esta marca americana y es que disponemos de una goma para enrollar la cinta sobrante y que no vaya golpeando o vernos obligados a hacer varios nudos o inventos para que nos sea cómoda, muy buena solución, muy práctica y sencilla.

Gracias a la multitud de posibilidades de ajuste es difícil no encontrar el ajuste perfecto, casi que no la dejamos caer en los hombros y ella hace lo que tiene que hacer, ajustarse perfectamente sin invertir excesivo tiempo tirando de un lado de otro y luego de otro.

Características principales

  • Malla de ventilación 3D: para una comodidad ligera y flujo de aire
  • Dispone de cintas pectorales dobles, para garantizar un muy buen ajuste, estabilidad y confort
  • Dispone de un compartimento amplio Stretch: para acceder rápidamente al impermeable o corta viento.
  • Bolsillo específico para el móvil y objetos de valor
  • Zona específica de transporte para bastones
  • Volumen total: 25 l
  • Volumen de carga: 22 l
  • Dimensiones torso: 45 - 35 cm
  • Dimensiones cintura: 76 - 127 cm
  • Dimensiones pecho: 71 - 116 cm
  • Hidratación: Quicklink System 2L
  • Peso: 610 g

6 zapatillas para INICIARTE en el TRAIL RUNNING

 

La mochila de trail para niños

Relacionado

La mochila de trail para niños

Un grupo de atletas africanos realizando un fartlek. Foto: NN Running Team.

Relacionado

Fartlek: Un juego de velocidad forjado en oro

Nuestros destacados