A PRUEBA | Chaleco Salomon Sense Pro 10

El chaleco Salomon Sense Pro 10 es un cómodo y ligero “baúl” a tu espalda de capacidad casi infinita

José Luis Basalo

Probamos a fondo el chaleco Salomon Sense Pro 10.
Probamos a fondo el chaleco Salomon Sense Pro 10.

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


Largas pruebas, muchos detalles y muy buenas sensaciones del chaleco minimalista Salomon Sense Pro 10 para trial y ultra. Una prueba extrema de 185 kilómetros y 23 horas (Cami de Cavalls) y bastantes más kilómetros en pruebas cortas para quedar impactados por su comodidad, ligereza, facilidad en el acceso a sus bolsillos y su capacidad de 10L donde todo cabe.

El perfecto acople a la espalda (sensiFit), un elástico delantero con un cierre de tanka que ajusta con facilidad y rapidez, la suavidad del tejido, el número de bolsillos(10) y su casi ilimitada capacidad de 10L lo convierten en una opción clarísima para carreras de larga distancia, cumpliendo con las exigencias de cualquier trail o ultra.

En seis tallas (desde 2XS hasta XL) donde poder seleccionar por contorno y tener un acople perfecto. Aconsejable revisar la guía de tallas del producto y en caso de ir ajustado pedir una talla más, cuatro colores posibles (rojo, azul, negro, gris), un precio de 160€, un peso de 165 gramos sin bidones y 245 con ellos son los valores iniciales de esta joya.

Ese peso pluma combina 8 bolsillos frontales escalonados cuatro de ellos por hombrera fácilmente accesibles y de material muy flexible.

  • Dos para los bidones blandos incluidos de 500ml de tapón grande, rueda dentada y ancha para rellenar rápidamente y que nos ha permitido en muchos casos no sólo cargar fácilmente el agua sino añadirle algún hielo extra. La parte baja del bidón es rígida perfecta para colocarlo sin perder tiempo en el bolsillo que además trae unas presillas de agarre para limitar el movimiento en carrera.
  • Dos más abajo abiertos y con acceso tanto frontal como lateral, cómodos y rápidos a la hora de poner y tomar productos o textil.
  • Dos en su parte baja con cremallera (YKK) para guardar aquello que no queramos se pierda.
  • Dos en la zona de los hombros, el derecho con cremallera y el izquierdo abierto y que cierra por la superposición de la tela del propio bolsillo, en su interior encontramos un elemento de seguridad importante, el silbato de emergencia, a una altura perfecta. Esperemos no tener que usarlo.
  • Uno más, en la parte trasera con un bolsillo grande que ocupa toda la espalda dividido en dos.
  • Uno interior más accesible sin ningún tipo de cierre y el exterior (2) que también ocupa la espalda completa con cremallera super elástico y con efecto fuelle. Este es a nuestro entender el único bolsillo que nos obliga a quitarnos la mochila para acceder a él.
  • Por último, un bolsillo más que va de lado a lado cubriendo toda la parte trasera baja y que nos sirve para ropa, cortavientos, guantes incluso los palos sino nos molestan. Es un bolsillo ideal para nosotros pues se accede a él por cualquiera de los dos lados.

Detalle del chaleco Salomon Sense Pro 10
Detalle del chaleco Salomon Sense Pro 10

Con un total de 10 bolsillos con capacidad y fácil acceso sumados a su comodidad y peso mínimo le dan un toque casi perfecto al chaleco.

El interior del chaleco es una rejilla muy suave y flexible en zonas donde toca la espalda consiguiendo una muy buena evacuación del sudor a pesar de ir pegada. La zona de los hombros más acolchada y reforzada a modo de protección, durabilidad y confort.

Es una mochila preparada con múltiples enganches para acoplar el portapalos “Custom Quiver” de Salomon

Basados en las características del producto y en las pruebas realizadas en días de calor buscando el máximo de las prestaciones, la respuesta ha sido impresionante.

Chaleco minimalista, super ligero para competir, muy cómodo, sin rozamientos o fricciones a pesar de ir cargados de textil y material a tope. Su elástico delantero permite un ajuste perfecto en cada momento en función del material o agua  que llevemos con un sencillo y rápido tirón. Múltiples bolsillos de acceso sencillo, el sistema de hidratación de un litro con presillas para evitar el movimiento, en fin características difícilmente superables

Podemos decir que es uno de los mejores chalecos probados hasta la fecha aunque a pesar de la calidad de los materiales y comparándolo con otras marcas a priori su precio nos parece algo elevado.

Como mejora, algún sistema de porteo de palos incluido en el chaleco y que no sea colocar el accesorio “Custom Quiver”, no es excesivamente cómodo si la mochila va cargada en la parte trasera.

Nos falta saber la durabilidad del tejido en la espalda y hombros ya que en otros modelos probados es el lugar de mayor desgaste y rotura así como el sistema de enganches y ajuste elástico en la parte delantera, muy cómodo pero con sensaciones de poca durabilidad aunque siendo sinceros tras dos meses de pruebas duras con el producto no hemos notado debilidad alguna.


6 zapatillas para INICIARTE en el TRAIL RUNNING

 

Salomon S/Lab Motion Fit

Relacionado

A PRUEBA | Salomon S/LAB Motionfit 360

Mis zapatillas preferidas para acumular kilómetros | soycorredor.es

Relacionado

Mis zapatillas preferidas para acumular kilómetros

Los mejores vídeos