Entrevista con Brian Backstead, uno de los fundadores de Altra Running

Una interesante historia que comienza en 1998 cuando los fundadores de Altra, Golden Harper y Brian Beckstead, se conocieron en el instituto.

Brian Beckstead lidera la prestigiosa marca deportiva Altra Running
Brian Beckstead lidera la prestigiosa marca deportiva Altra Running

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


Altra es una historia que comienza en 1998 cuando los fundadores de Altra, Golden Harper y Brian Beckstead, se conocieron en el instituto. Desde entonces no han dejado de correr juntos. El running y las aventuras al aire libre han formado una gran parte de sus vidas hasta el día de hoy. Ha sido un camino bastante duro, nos confiesa Brian al inicio de la entrevista, después de recordar que su aniversario es dentro de unos días y que han sido años de actividad frenética: "La verdad es que ha sido increíble que tanta gente haya apreciado y apoyado todas esas alternativas locas que estábamos planteando, no puedo estar más que agradecido".

¿Que conocimientos teníais cuando empezasteis a pensar en Altra?

Ninguno. Golden, mi otro socio principal y yo éramos dos tipos de veinte años en un sótano, intentando crear una idea. Bueno, desde los 16 años estuvimos trabajando en una tienda de running que el padre de Golden tiene y lo cierto es que ahí aprendimos mucho. Posteriormente ambos fuimos a la universidad y estudiamos Ciencias de la Actividad Física y nos especializamos en Biomecánica con lo que la idea de que podíamos mejorar las zapatillas de correr empezó a tomar forma.

¿Cómo se os ocurrió la idea de Altra?

La verdad es que con la experiencia de la tienda y nuestro estudios en biomecánica, pensamos que la industria, todas las otras marcas, iban por mal camino. Todos estaban haciendo exactamente lo mismo y pensábamos que se podían hacer las cosas de manera mucho más saludable y estábamos convencidos de ello, por lo que pusimos todo nuestro empeño.

¿Y cómo empezó todo?

Pues mira, empezamos haciendo análisis de la pisada en la tienda a finales de 1997 con cintas VHS y juntábamos a un montón de clientes que iban allí para pagar por ese servicio en donde se les grababa y luego comentábamos el modo de correr de cada uno. Al final, mucho antes de entrar en la universidad ya estábamos aprendiendo biomecánica en la tienda. El padre de Golden se machacó la rodilla jugando al futbol americano y todos los médicos le dijeron que no podría volver a correr, pero él se dio cuenta que podía correr perfectamente, pero de una manera específica, por lo que empezó él mismo a estudiar biomecánica y cuando abrió la tienda en 1993 vendíamos únicamente zapatillas de pisada neutra. Ni siquiera comprábamos zapatillas con corrección de pisada. Hay que tener en cuenta que la industria del running en esa época estaba acelerando por la vía de la corrección para pronadores y supinadores mientras que en la tienda no se vendía nada de eso, y todo fue decisión del padre de Golden.Así nos empezamos a enganchar con esto del running. En la tienda fuimos los primeros de USA en traer las Five Fingers, aunque nunca pensamos que el descalcismo o el minimalismo fuera la solución. Pensamos que era algo muy interesante como suplemento de tu entrenamiento, pero no como objetivo.
Es muy bueno para aumentar y mejorar la fuerza en el pié y la biomecánica del mismo, de hecho todos nuestro entrenamientos de grupo terminaban con un kilómetro corriendo descalzos en el césped. La verdad es que hicimos eso durante 10 años antes de que pensáramos en Altra.

¿Me puedes contar la historia famosa de la tostadora?

Pues mira, después de tantos entrenamientos y ventas de zapatillas, Golden empezó a pensar que biomecánicamente hablando no tenía nada de sentido que las zapatillas tuvieran el doble de material en el talón que en la puntera. La idea es que cuando veíamos correr descalza a la gente y comparándolo a cuando corrían con zapatillas, la técnica de carrera empeoraba mucho. Lo que queríamos conseguir es que la técnica fuera igual y de ahí vino la idea: ¿Porqué no hago la zapatilla plana? Se le ocurrió meterlas en una tostadora para ablandar en material y poder separar la mediasuela del upper. Una vez hecho esto, lo que hacía era cortar el material sobrante y una vez plana la mediasuela, las volvía a encolar. A veces directamente quitaba toda la mediasuela y ponía un trozo de espuma Spenco que servía de amortiguación. Empezamos haciéndolo en nuestras propias zapatillas y al ver que funcionaba estupendamente, lo empezamos a hacer en las zapatillas de amigos y luego de clientes de la tienda. Poco a poco esto fue creciendo y la técnica fue evolucionando. Empezamos a utilizar una sierra de banda ya que con el horno a veces se derretían los cordones y cada vez había más gente que quería customizar sus zapas. Hasta tal punto llegó la situación que llegamos a customizar zapatillas nuevas para venderlas “planas” en la tienda. Otra innovación que hacíamos era aumentar, simplemente con un cambio en la lazada, el espacio para los dedos de los pies que de manera natural deben disponer de mucho mas espacio

…y la cosa fue progresando

Pues si, y de qué manera. Nuestras ideas nos parecieron tan extraordinarias y más que eso, con tan buenos resultados que empezamos a ofrecerlas a todas las marcas gratis. Golden y yo tuvimos reuniones con diseñadores de New Balance, Brooks…queríamos que hicieran nuestras zapatillas y no pedíamos nada a cambio. Nosotros no éramos fabricantes, teníamos una tienda. Lo que queríamos era vender las zapatillas que considerábamos ideales en nuestra tienda, pero ninguna marca nos hizo caso. En esas estábamos cuando llegó Jeremy Howlett, y nos dijo que la mejor solución era fundar nuestra propia compañía de calzado deportivo. Después de mucho darle vueltas y calcular costes en el verano de 2009 tomamos la decisión de fundar Altra. Dos años de trabajo intenso y el 28 de marzo de 2011 empezamos a vender nuestras propias zapatillas.

En el diseño de vuestras zapatillas habéis aplicado los mismos principios que habéis defendido siempre.

Si, en efecto, nuestra idea es que la amortiguación es fantástica pero la alineación natural de las articulaciones en mucho mejor aún. Si la naturaleza hubiera querido que tuviéramos un talón mas elevado, hubiéramos nacido ya así, o hubiéramos evolucionado en esa dirección. Los dedos de los pies están siempre separados para conseguir más estabilidad y apoyo. Si te fijas en los pies de las culturas que van tradicionalmente descalzos, los dedos están separados y son fuertes. Pensamos firmemente que las zapatillas de correr han evolucionado en la dirección equivocada y queremos con las nuestras hacer que mejore la técnica de carrera sin necesidad de cambiar nada, solo utilizándolas.

Habéis desarrollado unas zapatillas para mujeres específicamente. ¿Cómo son?

Empezamos la marca porque somos corredores y queríamos ayudar a la gente a correr mejor. El término DROP no estaba en el vocabulario de la gente hace 10 años, pero ahora todo el mundo habla de drop y nos pregunta cómo son estas zapatillas específicas para mujeres. Lo cierto es que al inicio las marcas se limitaban a hacer exactamente la misma zapatilla pero rosa para las chicas, pero biomecánicamente hablando las mujeres son diferentes. De manera generalizada tienen las caderas mas anchas y por lo tanto el ángulo hacia los tobillos (ángulo Q) es mayor que en los hombres que somos más cuadrados por lo que los apoyos de una mujer son completamente diferentes. Los pies tienen una forma diferente e incluso los metatarsos están girados ligeramente hacia dentro por lo tanto no es posible que las mismas zapatillas de un hombre valgan para una mujer así que decidimos fabricar unas ajustadas a todas estas características específicas y les pusimos nuestro sello que hemos llamado Fit4Her.
Esta claro que tiene un coste el tener dos hormas diferentes, pero consideramos que merece la pena y lo único que nos extraña es que no lo haya planteado ninguna otra marca desde hace años.

¿Y la idea de Drop Cero? (ZeroDrop™)

Como te he contado esa fue una idea que biomecánicamente funciona muy bien y es una de las bases de la compañía, pero el problema es que ZeroDrop se está empezando a asociar al minimalismo y nuestras zapatillas no lo son. Es por eso que poco a poco empezaras a oír otro concepto que hemos llamado "amortiguación equilibrada", que pensamos que identifica mucho mejor el concepto de Altra. Las zapatillas tradicionales son mucho mas altas en el talón mientras que las nuestras están equilibradas. Defendemos que el apoyo deber ser plano, tal y como es nuestro pié, pero con algo de amortiguación

¿Piensas que la amortiguación es necesaria?

Pienso que la amortiguación en una zapatilla es realista en una sociedad como la nuestra. Teniendo en cuenta el entrenamiento y la técnica del corredor medio, es necesaria una cantidad de amortiguación según el tipo de prueba que vayas a hacer.
Hablando de zapatillas de trail running, por ejemplo, si quieres poca amortiguación, deberías usar el modelo Superior (21mm.) y quieres una amortiguación media, una LongPeak5 (25mm.), mientras que si quieres el máximo posible de amortiguación sería la Olympus (33mm). Vengas del mundo minimalista o prefieras la amortiguación máxima, tenemos un modelo que se ajusta a tus gustos.

¿Crees que se puede pasar de una zapatilla con drop a una plana?

Bueno, creo que merece la pena, pero si que es cierto que tiene un proceso de transición. Cuando alguien acostumbrado a una gran amortiguación, o mas que amortiguación a un drop elevado, pasa a unas Altra, es probable que se le carguen los gemelos durante un tiempo, hasta que el cuerpo se acostumbra. Para una transición semejante, yo recomiendo una mayor amortiguación como la del modelo Olympus.

En Altra tenéis una cantidad de tecnología y de patentes impresionante, ¿cómo es eso?
En Altra lo que tenemos es una filosofía muy clara y es: "No me digas lo que puedo hacer o no hacer con una zapatilla". Vamos de derrumbar barreras y saltar los límites. Cada idea loca que a alguno del equipo se le ocurre le damos una posibilidad y grandes inventos han salido de ahí. Que todos los fabricantes hayan ido históricamente por un camino, no quiere decir que tengamos que seguirlo todos igual.

¿Alguna idea de que estéis particularmente orgullosos?
Pues la verdad es que hay muchas ideas novedosas, pero por citar algunas, tenemos el GaiterTrap™ que es un velcro en el talón que sujeta las polainas o el Innerflex™ que es una mediasuela con unos cortes multidireccionales que ayuda a que la zapatilla flexione mejor de dentro a fuera. Muy cómoda y practica. Un invento que nos encanta es el StoneGuard™ que hemos colocado en el modelo LonePeak5, de menor amortiguación pero encolada en medio de la mediosuela con lo que si se pisa una piedra, la parte de mediosuela que está por debajo, absorbe parte de la presión de la piedra y mejora considerablemente la estabilidad. En el caso del modelo Superior, el StoneGuard™ está colocado debajo de la plantilla de manera que se puede poner y quitar a voluntad para tener una mayor sensibilidad del terreno.

En cuanto a materiales, ¿tenéis patentes en propiedad?

Sí, por supuesto, a lo largo de estos 10 años hemos desarrollado varias patentes interesantes que se han convertido en sellos de la marca. La mediasuela de espuma EGO™ con sus versiones Max y Pro empezaron en algunos modelos pero ya estamos colocándolos en toda la gama porque el resultado es fenomenal. Y MaxTrac™ es nuestra goma de las suelas de que estamos particularmente orgullosos con diferentes durezas y agarre.

¿Qué opinas de las placas de carbono? ¿Alguna cosa que contarnos?

Pues que estamos trabajando en ello. Definitivamente habrá en breve alguna novedad de la que os informaremos, pero todavía seguimos desarrollándolo. En mi opinión, para sacar todo el partido al carbono en la zapatilla creo que hay que correr bastante rápido. No estoy seguro que esos beneficios los aprecie un corredor medio, pero estamos trabajando para que así sea.

Y como última pregunta, ¿cómo lleva la compañía el tema del reciclaje?

Altra se preocupa de estos temas y estamos haciendo un gran esfuerzo empresarial para posicionarnos de la manera adecuada en cuanto al reciclaje. Acabamos de publicar una especie de documento de intenciones que básicamente contiene propuestas para mejorar nuestra huella en el planeta:

  • Certificar todas las fabricas, como adecuadas en sus procesos de producción.
  • Control de los productos químicos contenidos en cada producto.
  • Cajas y tintas de las mismas totalmente reciclajes.
  • Estudios en marcha para aumentar el reciclaje.

Una cosa que nos gusta es que tenemos una garantía de nuestras zapatillas que se pueden devolver en los primeros 30 días de uso por el motivo que sea, y lo que hacemos con las devoluciones es revenderlas en un outlet. No queremos que se desperdicie nada.

Tambien donamos zapatillas a asociaciones humanitarias que lo necesitan, así que claramente estamos en esa línea.


UNA CHARLA CON EL ULTRAFONDISTA IVÁN PENALBA

Archivado en:

La importancia de entrenar los pies. Foto iStock

Relacionado

VÍDEO | La importancia de entrenar los pies

Una imagen del Maratón de Berlín, objetivo habitual de los maratonianos en otoño. Foto: Jordi Anguera.

Relacionado

Entrena el maratón a largo plazo

Los mejores vídeos