Sacia tu apetito con una pizza saludable

Tu gran amiga no tiene por qué ser grasienta y llena de calorías.

Una pizza no tiene por que ser un alimento poco saludable
Una pizza no tiene por que ser un alimento poco saludable

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


A los corredores les gusta tanto la pizza que la mayoría confiesa comer al menos un par de ellas cada mes. El problema es que muchas son un desastre cargado de grasas con muy pocas cualidades nutricionales a favor. ¿Una solución? Hacerlas tú mismo en casa y cargarlas con productos que sean realmente buenos para tu salud. Elige la masa, salsa, queso e ingredientes complementarios. Después colócala en una bandeja revestida de papel de cocina. Por último, hornéala a 230º durante 10-15 minutos. 

ELIJE TU MASA: Busca una masa de trigo integral sin precocinar en la sección de congelados. También puedes usar opciones precocinadas como focaccia, naan, pan de pita integral e incluso baguette. Espolvoréala con semillas de lino o germen de trigo para un aporte extra de nutrientes.

EXTIENDE LA SALSA: La Marinara es rica en licopene, un antioxidante natural que ayuda a prevenir el cáncer. Un estudio concluyó que comer pizza con esta salsa rojiza cada semana puede disminuir el riesgo de sufrir ciertos cánceres. Las variedades envasadas pueden valer, pero hacer tu versión casera te llevará menos de 20 minutos. También puedes añadir a la masa una fina capa de pesto o algún salteado.

SÉ HÁBIL CON LOS QUESOS: La mozzarella descremada rayada tiene solo 72 calorías, cuatro gramos de grasa y aporta, por cada 30g, el 20% de tus necesidades diarias de calcio. Una cuchara sopera de parmesano te proporcionará un gran sabor por solo 21 calorías. O dale un toque griego mediante el uso de queso feta (otra buena opción es el queso fresco).

SELECCIONA TUS PROTEINAS: Decántate por opciones magras, como pollo a la plancha, camarones pequeños, ternera picada, salmón ahumado, lomo de cerdo o bacón canadiense. Todas proporcionan aproximadamente el 40% de las necesidades diarias de proteínas. U opta por una variante sin carne y añade tofu (queso de soja) o frijoles.

AMONTONA VEGETALES: Las verduras son bajas en calorías y ricas en nutrientes, así que añade tantas como quieras. Pica verduras crudas en trozos pequeños para que se cocinen más rápido o saltéalas ligeramente para acortar el tiempo de cocción y prevenir que la pizza se vuelva esponjosa.

TOQUES FINALES: Haz que tu pizza tenga un sabroso acabado. Añádele trozos de frutos secos y especias (espolvoréala con hierbas frescas en los últimos minutos del horneado). Acaba con un chorrito de aceite de oliva o un poco de sésamo para darle aún más sabor (y de paso potenciar la salud de tu corazón).


PÓDCAST CORREDOR: Cerveza y corredor, una combinación no tan buena

Puedes suscribirte al pódcast CORREDOR en las principales plataformas: iVOOXApple y Spotify.

Un clásico para celebrar el objetivo cumplido en una carrera. TRISTAN GASSERT.

Relacionado

5 comidas "guarras" para después de competir

Lo importante de la carga de hidratos es hacerla de forma efectiva. OKTAVISUAL PROJECT.

Relacionado

Siete consideraciones sobre la carga de hidratos

Los mejores vídeos