Hormigueo en los pies: ¿cuáles son las causas de este síntoma?

El hormigueo en los pies es bastante habitual si practicas deporte, pero también puede ser reflejo de algún problema de salud.

Noelia Hontoria

El hormigueo en los pies puede ser consecuencia de una mala circulación.
El hormigueo en los pies puede ser consecuencia de una mala circulación.

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


Si has notado que cuando sales a correr sientes un hormigueo en los pies, ya sea constante o intermitente, lo ideal es que no lo dejes pasar, ya que puede ser un pequeño indicio de que algo no va bien.

Las causas del hormigueo en los pies no tienen por qué ser preocupantes, de hecho, como veremos a continuación, pueden estar motivadas únicamente por cansancio, un calzado inadecuado o por sobreesfuerzo. Sin embargo, en ocasiones, también es el resultado de una lesión que no debemos ignorar.

Causas del hormigueo en los pies

Hormigueo en los pies: ¿cuáles son las causas de este síntoma?

El hormigueo puede estar ocasionado por una enfermedad como la diabetes.
  • Cansancio, sobreesfuerzo o mala postura: El hormigueo en los pies puede ser un pequeño aviso de que estás entrenando demasiado. Es muy común tras una carrera o entreno muy intenso, si llevas varios días seguidos sin apenas descanso o si durante el ejercicio has adoptado una mala postura. En este último caso, lo normal es que el hormigueo desaparezca tras guardar reposo unas horas.

  • Mala circulación: Algo que nos debería preocupar un poco más, sin llegar a ser alarmista, es la mala circulación de las piernas y los pies. Esto deriva en un hormigueo en ambas zonas, que hay que vigilar concienzudamente para evitar la formación de una trombosis o una ateroesclerosis. La diabetes también es otra enfermedad que provoca mala circulación.

  • Fractura: Si te has fracturado algún hueso de la parte inferior del cuerpo, especialmente la cadera, la rodilla o el tobillo, puedes sufrir hormigueo en los pies los días posteriores. Esto ocurre, sobre todo, cuando llevas escayola o venda de compresión, ya que es posible que favorezca la opresión y la sangre no esté circulando como debería. Si este hormigueo es constante o en ocasiones pierdes sensibilidad en la zona, consulta con tu médico para que evalúe si está todo correctamente.

  • Deficiencia de micronutrientes: La falta de vitaminas, como la vitamina B, o minerales como el potasio, puede provocar también calambres, hormigueo y mala visión, entre otros síntomas. Por ello, podrías revisar tu dieta e incluir ambos nutrientes a través de alimentos como el aguacate, las sardinas y el salmón.

  • Hernia discal: Uno de los síntomas de la hernia discal, además del dolor de espalda, es el hormigueo en los pies. Para reducir la inflamación y evitar el dolor, debe ser un médico quien recete el mejor tratamiento en este caso, ya que la hernia discal es una patología que debe ser tratada siempre por un especialista. En algunos casos, se necesitan únicamente antiinflamatorios y analgésicos, mientras que en otros se recurre a la cirugía.

Jaouad El Bissis llegando a meta en la Carrera Popular San Pablo de los Montes (Toledo). | Foto: Juan Iniesto

Relacionado

El hombre que más carreras gana en España

Un grupo de atletas africanos realizando un fartlek. Foto: NN Running Team.

Relacionado

Fartlek: Un juego de velocidad forjado en oro