El milqui español, como en sus mejores días

Marta Pérez vuelve a meterse en una final del máximo nivel como hizo en Tokio mientras García Romo, Katir y Fontes acceden a semifinales. Eusebio Cáceres, lejos de las medallas en la final de longitud.

Marta Pérez volverá a estar en una gran final, que se disputará el próximo lunes. SPORTMEDIA.
Marta Pérez volverá a estar en una gran final, que se disputará el próximo lunes. SPORTMEDIA.

Marta Pérez volvió a encarnar en la pista del Hayward Field los valores que le han llevado a ser una de las mujeres más queridas y respetadas de nuestro atletismo. Sabía que tenía una empresa complicada, casi utópica, en las semifinales de los 1.500 metros del Campeonato del Mundo de Eugene pero peleó hasta la extenuación para lograr el pase por tiempos a la que será su segunda gran final a nivel global tras la alcanzada el año pasado en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Pérez fue séptima en la primera semifinal, donde clasificaban las cinco primeras mujeres automáticamente, quedando la sexta y la séptima a la espera de los mejores tiempos. Teniendo en cuenta los precedentes de Tokio y Doha parecía complicado que Pérez pudiera acceder a la final con los 4:04.24 que firmó (mejor marca de la temporada y su quinta mejor marca de siempre), pero la segunda semifinal fue más lenta y nadie mejoró ese registro que le valió a la soriana para ganarse el derecho a correr una tercera carrera en este mundial. Solo ella, Laura Muir y Sofia Ennaoui representarán a Europa en la final.

PLENO DE HOMBRES EN SEMIFINALES

No fallaron tampoco los tres milleros españoles en la primera ronda de su especialidad, aunque tuvimos que esperar hasta el último momento para celebrar el pase de Ignacio Fontes, que corrió en la primera serie y acabó accediendo a semifinales por tiempos. El granadino fue séptimo con 3:36.69 (clasificaban seis por puestos) en una carrera que corrió bien tácticamente pero en la que se atascó en la recta final.

En la segunda partía el campeón de España de la especialidad, Mario García Romo, que corrió como si se tratase de una competición universitaria que tan bien ha dominado en el último año. Fue quinto, controlando, con marca personal de 3:35.43. Las sensaciones no pudieron ser mejores en su debut con la selección española absoluta.

Mo Katir fue el último de los miembros de España Atletismo que saltó al tartán de Eugene y lo hizo para ser sexto en su serie y pasar por puestos aunque sin mostrar la fluidez que le ha acompañado en los últimos dos años. No en vano, el murciano estuvo a punto de despedirse de este mundial, pues el belga Ruben Venrheyden fue séptimo con solo una centésima menos: 3:39.45 y 3:39.46. La buena noticia para Katir es que estas series ya han pasado y en semifinales, que se disputarán mañana, podrá mostrar su mejor versión para acceder a la final.

Cáceres, finalista con 7.93

Eusebio Cáceres no pudo enganchar el salto que buscaba para resarcirse después de tantos años en la élite mundial y solo pudo ser octavo en la final de salto de longitud con 7.93 metros. Un nuevo puesto de finalista para el de Onil, que vio cómo el bronce lo ganaba Simon Ehammer 8.16 metros. El oro fue para Jianan Wang después de saltar 8.36 metros en la última ronda dejando sin respuesta al campeón olímpico Miltiadis Tentoglou, que parecía tener el oro asegurado tras saltar 8.32.

Dani Arce peleando por entrar en la final de los 3.000 metros obstáculos. FRANCESCA GRANA.

Relacionado

La tarde maquilla una primera jornada agridulce para España en Eugene

Marta Pérez celebrando el pase a la final de 1.500 metros en los Juegos Olímpicos de Tokio. SPORTMEDIA.

Relacionado

Las 13 canciones que escuchó Marta Pérez antes de pasar a la final de 1.500 m

Nuestros destacados