Las opciones de Mario García Romo si decide profesionalizarse tras ganar la NCAA

Al mediofondista salmantino, reciente campeón universitario de la milla en Estados Unidos, le queda todavía año y medio de elegibilidad en Ole Miss.

Mario García Romo está ultimando su etapa universitaria, en la que defiende la camiseta de Ole Miss. BÁRBARA SÁNCHEZ PALOMERO.
Mario García Romo está ultimando su etapa universitaria, en la que defiende la camiseta de Ole Miss. BÁRBARA SÁNCHEZ PALOMERO.

El pasado sábado 12 de marzo, Mario García Romo hizo historia para el atletismo español al convertirse en el primer atleta de nuestro país en ganar un título de la NCAA en pista cubierta (Carmela Cardama ganó el de 10 000 al aire libre). Al mediofondista salmantino todavía le queda año y medio de elegibilidad en Ole Miss, pero su gran éxito en Birmingham, unido a su fabuloso 2021, podría llevarle a firmar un contrato con una marca deportiva antes de acabar el curso.

En el caso de que García Romo decidiera dar el salto al profesionalismo en Estados Unidos, ¿cuáles serían sus opciones?

Al contrario de lo que ocurre con los fondistas puros, especialmente los ruteros, existen pocos grupos de medio fondo patrocinados en Estados Unidos. Del nivel de García Romo, apenas tres. A continuación te los desvelamos junto a otras dos posibilidades quizás más remotas, aunque igualmente interesantes.

Bowerman Track Club (Nike)

Por excelencia, el gran grupo del país. Entrenado por Jerry Schumacher y con sede en Portland, Oregón, aunque entrena habitualmente en las instalaciones de Beaverton, en la sede de Nike, y realiza numerosas concentraciones en altitud en Utah y Arizona. 

Cuenta en sus filas con medallistas olímpicos en 1500 (Matt Centrowitz), 5000 (Mo Ahmed) y 3000 obstáculos (Courtney Frerichs y Evan Jager) y plusmarquistas estadounidenses (Frerichs, Jager, Grant Fisher y Karissa Schweizer), canadienses (Ahmed, Gabriela Debues-Stafford, Andrea Seccafien), británicos (Marc Scott) y hasta tailandeses (Kieran Tuntivate). 

Sin embargo, últimamente han sufrido algunas bajas de atletas que no terminaban de adaptarse al método de entrenamiento de Jerry Schumacher, a veces acusado de ser muy poco flexible.

Además, planea sobre el club la sospecha del dopaje desde que su gran estrella, Shelby Houlihan, diera positivo en nandrolona en un control realizado en diciembre de 2020. La plusmarquista estadounidense de 1500 y 5000 se excusó asegurando haber ingerido carne contaminada en un burrito y el grupo cerró filas en torno a ella, pero la credibilidad colectiva quedó en entredicho.

En todo caso, el Bowerman Track Club NO TIENE NADA QUE VER CON ALBERTO SALAZARAunque esa es otra historia que merece ser contada con detalle en otro momento.

Union Athletics Club (Nike)

Los que sí tienen que ver con Salazar, pero menos de lo que parece.

En resumidas cuentas, el grupo escindido del Nike Oregon Project cuando este se disolvió tras la sanción por dopaje de Salazar en 2019. ¿Estaban estos atletas entrenados por Salazar en el Oregon Project? No. Ya entonces, el preparador de estos atletas era Pete Julian, líder del recientemente fundado Union Athletics Club, que lleva operando sin nombre desde finales de 2019. Hasta entonces, misma equipación, mismo club, pero distinto entrenador.

De los grandes grupos esponsorizados que Nike tiene en Estados Unidos, el Union Athletics Club es el más enfocado a mediofondistas. En su plantilla destaca el campeón mundial y plusmarquista norteamericano de 800 Donavan Brazier. Sin salir del ocho, una medallista de bronce olímpica y de plata mundial como Raevyn Rogers. También se encuentran en el equipo plusmarquistas alemanas como Konstanze Klosterhalfen (milla al y pc, 3000 al y pc, 5000 al y pc, 10 000 al, 1500 pc), y australianos como Charlie Hunter (800 pc y milla pc) y Jessica Hull (1500 al y pc, milla pc, 3000 al y pc, 5000 al). 

Otro de los estandartes del club es el estadounidense Craig Engels, campeón nacional de 1500 en 2019 y leyenda de Ole Miss como García Romo, aunque nunca llegó a ganar un título de la NCAA. El pasado otoño, Engels estuvo entrenando en Oxford con Ryan Vanhoy y colaborando como asistente en su grupo de Ole Miss.

 32A9998

ON Athletics Club (ON Running)

La marca suiza ha sido de las últimas en llegar al atletismo, pero ha derribado la puerta de golpe con un grupo de entrenamiento internacional que ha dado resultados desde su fundación en 2020.

Situado permanentemente en los 1600 metros de altitud de Boulder, Colorado, y dirigido por un exatleta de referencia como Dathan Ritzenheim, el OAC combina en su plantel fondistas puros y mediofondistas. 

Su primer fichaje fue el estadounidense Joe Klecker, estrella en la universidad de Colorado, y que en su primer año profesional se clasificó para los Juegos en 10 000. Tras él llegaron más talentos de la NCAA como la estadounidense Alicia Monson, que también entró en el equipo olímpico en 10 000 y estará en el Mundial de Belgrado en 3000. El australiano Ollie Hoare, plusmarquista oceánico de 1500, milla y 5000 en pista cubierta, y el neozelandés Geordie Beamish, vencedor del 3000 en los Millrose Games con récord nacional, son otras de sus figuras.

En caso de fichar por el OAC, García Romo no sería el único español del grupo. Nuestra otra campeona de la NCAA, Carmela Cardama, se incorporó al equipo en 2021 tras ganar el título universitario, y habla maravillas tanto de sus compañeros como de Ritzenheim, sin duda uno de los entrenadores del momento en Estados Unidos.

Seguir con Vanhoy y su grupo en Ole Miss

Es una opción remota, pero que algunos atletas están tomando en los últimos años. Hablamos de fichar por alguna marca y dejar de representar a su universidad aunque seguir entrenando con su antiguo entrenador y compañeros. 

Los campeones de la NCAA de 1500 y 5000 en 2021, Cole Hocker y Cooper Teare, ficharon con Nike y continuaron a las órdenes de Ben Thomas en Eugene, Oregón. Luis Grijalva hizo lo propio con Mike Smith en Flagstaff, Arizona. 

En otros casos, sucede que el atleta pasa a ser entrenador asistente voluntario en su universidad y así entrenar con su técnico y compañeros. Es el ejemplo mencionado anteriormente con Craig Engels, que regresó durante un semestre a Ole Miss para concluir sus estudios.

Enrolarse en un grupo no patrocinado

Es otra posibilidad, por supuesto, aunque no hay grupos de medio fondo del nivel de García Romo en Estados Unidos sin el paraguas de una marca o una universidad. Uno de ese estilo el comentado anteriormente de Mike Smith en Flagstaff, compuesto entre otros por Luis Grijalva, Rachel Schneider o Elly Henes, todos especialistas de 5000 y con contrato en diferentes marcas.


 

Mondo Duplantis en el Campeonato del Mundo de Birmingham 2018, el último celebrado en pista cubierta. SPORTMEDIA.

Relacionado

Las listas de todos los participantes del Mundial 'indoor' de Belgrado

La atleta española Irene Sánchez Escribano en el último Campeonato del Mundo en Doha. Foto Sportmedia

Relacionado

Las mínimas para el Campeonato del Mundo de Eugene 2022

Nuestros destacados