Estas son las claves que te indican cuando debes descansar de correr

A veces no se tiene en cuenta la importancia de descansar, pero hacerlo unos días puede mejorar tu rendimiento deportivo y evitar las lesiones.

Estas son las claves que te indican cuando debes descansar de correr. Foto: Maarten van den Heuvel.
Estas son las claves que te indican cuando debes descansar de correr. Foto: Maarten van den Heuvel.

El equipo de CORREDOR\ sigue trabajando con gran esfuerzo e ilusión para manteneros informados. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de las ventajas de hacerte prémium, suscríbete a nuestra web aquí (el primer mes es gratuito*).


El descanso es fundamental en cualquier faceta de nuestra vida. Igual que necesitas algún día libre a la semana o incluso unas vacaciones para desconectar del trabajo y relajar la mente, también debes saber cuándo descansar después de una larga carrera, sobre todo si quieres que tus entrenamientos te den buenos resultados.

Aunque hay algunas pautas generales que pueden indicarte cuándo debes descansar de correr, tu cuerpo también te manda señales para que dejes de forzar la máquina y guardes, por fin, un poco de reposo.

Cuándo debes descansar de correr: escucha a tu cuerpo

En términos generales, los expertos recomiendan descansar dos días por semana. Sin embargo, esto depende de cada individuo, ya que un principiante puede necesitar tres o incluso cuatro días de descanso hasta coger algo de rodaje o forma física, por ejemplo. Además, al margen de lo que diga la teoría, debes escuchar a tu cuerpo para saber cuándo debes reponer fuerzas para volver a correr con energía. ¿Cómo? A través de una serie de síntomas.

Las agujetas son un buen indicativo, aunque debes tener claro que al principio es muy habitual tenerlas. Correr con agujetas no es buena idea, así que cuando aparezcan, trata de hacer otro tipo de ejercicio más comedido o enfocar todo tu esfuerzo en otra parte del cuerpo.

Sea cual sea la causa del problema, no fuerces la máquina si no quieres empeorar la situación y evitar las temidas lesiones.

Si te duele algún hueso o sufres dolor muscular, para e intenta averiguar el origen de dicha molestia. Tal vez solo necesites descansar o quizás sea el resultado de un entrenamiento demasiado intenso o mal ejecutado. Sea cual sea la causa del problema, no fuerces la máquina si no quieres empeorar la situación y evitar las temidas lesiones. Si ves que el daño perdura varios días, no dudes en acudir a un profesional de la salud que ahonde mejor en el diagnóstico.

El estrés también es una señal clara de que debes disfrutar de algún día de descanso. Es cierto que el deporte te ayuda a liberar tensiones y a segregar endorfinas, pero un abuso puede provocar igualmente el efecto contrario e impedirte desconectar la mente y el cuerpo. Recuerda que el exceso es tan malo como el defecto.

¿Qué puedes hacer durante el día de descanso?

No nos malinterpretes. Que hablemos de un día de descanso de correr no quiere decir que tengas que quedarte en el sofá todo el día y reducir tu actividad física a cero. Puedes ejercitarte de otro modo, pero siempre de una manera más relajada, ya que lo que buscas es ayudar al cuerpo a descansar y recuperarse. Salir a caminar, el baile, la natación al estilo libre o practicar alguna otra actividad que te guste, te motive y no implique un sobreesfuerzo físico son buenas opciones para tu día de descanso.


PÓDCAST CORREDOR: Cerveza y corredor, una combinación no tan buena

Puedes suscribirte al pódcast CORREDOR en las principales plataformas: iVOOXApple y Spotify.

ROBER OOFOS 2

Relacionado

El secreto en la recuperación de Fernando Alarza y Rober Alaiz

La mediofondista Solange Pereira nos da tres claves para empezar con las series. Foto: JCD Fotografía.

Relacionado

Tres claves para iniciarte en las series

Los mejores vídeos