Suplementos que mejoran tus defensas

Vitaminas, minerales, probióticos, echinácea, propóleo... te detallamos los suplementos que pueden ayudar a tener un sistema inmunológico fuerte.

Ane Martín

La miel es uno de los mejores antibióticos naturales que existen.
La miel es uno de los mejores antibióticos naturales que existen.

No existe una fórmula mágica para tener un sistema inmunológico fuerte y hacernos lo más resistentes posibles a la pandemia del coronavirus, es a base de contruir unos hábitos de vida, sostenibles en el tiempo, donde podremos ayudar a que nuestras defensas estén preparadas para combatir virus y bacterias de la mejor forma posible.

Alimentación saludable, ejercicio adecuado, horas de sueño necesarias, estrés controlado... son los pilares para mantener el funcionamiento óptimo de nuestro sistema inmune. Además, algunos suplementos pueden ayudarte en la tarea aunque no son la panacea, sin lo anterior, no habrá nada que hacer.

Vitaminas y minerales

No solo necesitas vitamina C como comunmente se cree, los betacarotenos, la vitamina B6, el magnesio, el calcio, el selenio, el hierro, el zinc y el manganeso, están implicados también en la respuesta inmunitaria.

Carbohidratos

Aunque no están en su mejor etapa con las dietas de moda, los carbohidratos siguen siendo esenciales en el menú de los deportistas. Una de las razones para seguir tomando energía en forma de carbohidratos está en alimentar al sistema inmune. Las dietas bajas en carbohidratos provocan inmunosupresión.

Después del deporte de alta intensidad se liberan hormonas del estrés (cortisol y adrenalina) que provocan una bajada de defensas. Si se sigue una dieta baja en carbohidratos se liberan cantidades mayores de cortisol, mientras que si se recargan los depósitos de glucógeno antes, durante y después de la actividad se reduce la respuesta hormonal al estrés.

La clave está en saber elegir, tomar carbohidratos sanos, naturales y ricos en fibras y fitonutrientes como el arroz integral, las galletas caseras, las frutas naturales, las frutas desecadas, los vegetales...

Probióticos

Las bacterias pueden ser buenas o malas, los probióticos son alimentos vivos que ayudan a repoblar la flora intestinal de forma natural.

El 70% de nuestro sistema inmunológico se encuentra en el tracto digestivo, por tanto, es lógico que una digestión saludable ayude a mejorar las defensas del organismo y nos proporcione una vida más sana.

Glutamina

Este aminoácido es muy popular en el mundo del fitness como suplemento para aumentar las defensas cuando se sigue un entrenamiento muy intenso. Se ha visto que hay una bajada en los niveles de glutamina en la sangre después del ejercicio vigoroso, especialmente cuando se han producido microtraumas y estrés y pueden producir inmunosupresión.

Las células inmunitarias tienen una gran necesidad de glutamina por lo que algunos deportistas toman este suplemento para suministrar a estas células cantidad extra y evitar las infecciones.

Plantas naturales

Nuestros abuelos estaban a salvo de las infecciones tomando mucha miel, uno de los mejores antibióticos naturales que existen. También las abejas proporcionan jalea real para reforzar las defensas. Otras sustancias como el germen de trigo, la levadura de cerveza... son muy ricas en vitaminas y minerales que aumentan la energía y mantienen las defensas listas.

Concretamente, el propóleo, obtenido gracias a la labor que realizan las abejas, extrayendo la resina de plantas y árboles y mezclándola con cera y polen, contiene las vitaminas y minerales necesarios tanto para el beneficio del sistema inmune.

Al igual que la equinácea, una planta que ha sido ampliamente estudiada por sus beneficios en la protección del sistema inmune y en el sistema respiratorio.


PÓDCAST CORREDOR: La salud bucodental y el rendimiento del corredor

Es tiempo de cuidar un puntito más nuestra alimentación.

Relacionado

La alimentación en tiempos del coronavirus

Entrena tu sistema inmunológico

Relacionado

Entrena tu sistema inmunológico

Nuestros destacados