¿Es mejor primero hacer el cardio o las pesas en el gimnasio?

El orden de los factores sí altera el producto

¿Es mejor primero hacer el cardio o las pesas en el gimnasio?
¿Es mejor primero hacer el cardio o las pesas en el gimnasio?

Es una de las dudas más recurrentes y algunos lo deciden simplemente por lo que vean libre, pero el orden con el que hagan su entrenamiento tiene influencia en el resultado final.

Como norma general, lo que más ventajas aporta es realizar primero las pesas y dejar el cardio, para el final.

La razón es que para el entrenamiento de fuerza obtenemos la energía casi exclusivamente de la degradación de las reservas de glucógeno muscular. Así, cuando nos pongamos a correr en la cinta las reservas de glucógeno estarán parcialmente degradadas y nuestro cuerpo accederá a los depósitos de grasa de forma más rápida para la obtención de energía.

¿Y si hago primero el cardio y luego la fuerza?

En este caso las reservas de glucógeno se degradan con el trabajo aeróbico sin apenas involucrar a las grasas. Como consecuencia, a la hora de someter nuestro cuerpo al trabajo de fuerza, aparecería la fatiga por falta de suministro energético, ya que las contracciones musculares intensas no pueden realizarse con la energía que procede de las grasas. Esto no sucede si primero hacemos la fuerza, ya que el ejercicio cardiovascular siempre lo podremos realizar, incluso en situación de fatiga. Hasta hay un efecto secundario que nos ayuda a la recuperación, ya que el aumento de flujo sanguíneo al músculo después de un esfuerzo realiza una función “limpiadora", arrastrando sustancias de desecho y aportando nutrientes.