Nerea Ruano

Hasta hace no tanto correr era dar dos vueltas a la pista lo más rápido que consentían las piernas, pulmones y corazón. Ahora es puro placer; veloz o lenta, asfalto o montaña, camino de un Ironman o en pleno desierto… aplaudiendo cómo muchas mujeres se entregan a la pasión que conocí de niña.

El suelo pélvico, a examen

El suelo pélvico, a examen

Soy Corredora

Se tiende a generalizar que los deportes de impacto debilitan el suelo pélvico pero eso tiene muchas coletillas y excepciones. Hablamos de eso y mucho más en nuestro pódcast con Belén López Mazarías.