Katir: "Aquí no hay talento. No creo en la genética ni en la suerte"

Entrevistamos a la gran sorpresa del atletismo español en 2021.

 Mo Katir tiene la intención de volver a ganar en Vallecas. FÉLIX SÁNCHEZ
Mo Katir tiene la intención de volver a ganar en Vallecas. FÉLIX SÁNCHEZ

"Aquí no hay talento. No creo en la genética ni en la suerte. Es la obsesión y el trabajo duro”. Katir, “obrero y humilde”, ha revolucionado el atletismo español en un 2021 en el que ha pasado de la nada al todo, de ser una promesa prácticamente desconocida para la mayoría de aficionados a convertirse en el plusmarquista nacional de tres eventos con el prestigio y el historial de los 1500, 3000 y 5000 metros. Y no solo eso. El de Mula (Murcia), mestizo orgulloso, emblema de la realidad que es España en nuestros días, ha conseguido devolver a nuestro deporte a las portadas de periódico y los titulares en los programas de televisión a base de fluidez y trabajo en el óvalo. Nadie, ni siquiera él, pensaba que cerraría el año con 3:28.76, 7:27.64, 12:50.79 y el diploma olímpico de Tokio 2020 colgado en la habitación de su casa. Hablamos con Katir con la calma necesaria tras el huracán vital que ha supuesto esta temporada tanto para él como para su entorno. Tranquilo y confiado, ya piensa en un 2022 con retos que sabrá gestionar con la experiencia acumulada al pelear de tú a tú con los mejores atletas del mundo, que, en algunos casos, son también algunos de los más grandes de todos los tiempos.

El dato es claro: solo ocho hombres en la historia han bajado de 3:30 en 1500, de 7:30 en 3000 y de 13:00 en 5000. De ellos, solo dos europeos, Jakob Ingebrigtsen y el propio Katir. A esa lista, en la que también están atletas legendarios como Aouita, Komen, El Guerrouj  o Lagat, no pudieron acceder otros grandes del mediofondo y fondo como Kipchoge, Bekele, Farah o Gebrselassie. Es fácil dimensionar lo conseguido por un atleta que habla más con las piernas que con la boca y que, aunque afirme detestar las entrevistas, responde siempre con las ideas claras y el mensaje directo.

El futuro que aguarda a Mo Katir es todavía más alucinante que su presente. FÉLIX SÁNCHEZ
El futuro que aguarda a Mo Katir es todavía más alucinante que su presente. FÉLIX SÁNCHEZ

Lo primero de todo, ¿qué se siente al estar de vacaciones después de tantos meses entrenando y compitiendo al máximo nivel?

Siento que llevo menos peso en la mochila. Estoy sin agobios, desconectado después de una temporada súper larga que comenzó en enero. Eso se nota y es verdad que la temporada se me ha echado encima en septiembre. Lo bueno es que ahora ya estamos descansando y pensando en la temporada que viene.

En las últimas competiciones, quizá no tanto a nivel físico pero sí a nivel mental, comentabas que estabas ya un poco cansado. ¿Cómo has afrontado esas semanas después de los Juegos?

Las he gestionado muy bien, focalizando.

Vayámonos al principio de este año, cuando se te empieza a conocer fuera de España con ese 7:35.29 en 3000 en pista cubierta. En aquel momento creo que ni tú ni nadie esperaba todo lo que iba a pasar durante el 2021… ¿o sí?

No me imaginaba hacer los récords de España pero sí que es verdad que habiendo hecho 7:35 en pista cubierta sabía que iba a hacer buenas marcas. Y además la motivación que tenía al verme líder de Europa en pista cubierta hizo que apostara fuerte por la temporada al aire libre.

Con esa gran marca llegaste como uno de los favoritos al Campeonato de Europa pero te quedaste sin medalla. ¿Qué aprendiste de aquello? Porque creo que además de lo que ocurrió en la pista también pudiste ver que a veces la competición va más allá de la carrera: comentarios en redes sociales, en la prensa, convivir con los rivales…

Lo que aprendí del Europeo fueron tres cosas. Lo primero fue que conocí cómo es convivir con la presión al llegar como favorito. En segundo lugar, también aprendí a correr carreras tácticas, ya que hasta ese momento no sabía cómo gestionarlas al haber corrido siempre al máximo, sin pensar en movimientos en carrera. Y por último, saque la conclusión de que quizá mi idea de hacer ataques largos no es lo más efectivo cuando compites con gente tan buena como la que había en Toruń. He aprendido que tengo un ataque corto, de unos 200 metros, muy potente.

Mo Katir ha soportado impasible infinidad de críticas y especulaciones en el año de su consagración. FÉLIX SÁNCHEZ
Mo Katir ha soportado impasible infinidad de críticas y especulaciones en el año de su consagración. FÉLIX SÁNCHEZ

Y después de aquel resultado comienza la preparación del que iba a ser tu verano mágico. Sin duda, una de las temporadas estivales más espectaculares de un atleta español de la historia. Cuéntanos cómo ha sido la preparación, que si no me equivoco ha estado centrada en el trabajo en altitud en Sierra Nevada.

Me encanta Sierra Nevada pero sobre todo por lo bien que se come… Ya en serio, es un lugar en el que puedes desconectar de todo y estar completamente aislado. Además, a nivel de entrenamiento, es espectacular hacer sesiones de intensidad en la pista del CAR de Sierra Nevada. Es que se hace tan duro… Al principio es complicado porque te deja muy reventado pero eso provoca que cuando haces una buena preparación de alrededor de un mes sales de allí como un toro.

El eslogan clásico de tu marca es Anima Sana in Corpore Sano y el actual Sound Mind Sound Body. Es en ese lugar donde tú encuentras la tranquilidad necesaria para preparar grandes objetivos. O al menos eso transmites en las redes sociales.

Totalmente. Creo que todos los que estamos allí concentrados pensamos lo mismo de ese lugar. Quizá los atletas de fondo sufren más porque no tienen lugares buenos para acumular muchos kilómetros, pero para los mediofondistas es un lugar ideal.

Dejando de lado el debut de verano que tuviste en los 1500 metros de Nerja, tu gran presentación fue en la Diamond League de Gateshead donde ganaste, en un día infernal, con 13:08. ¿Qué se te pasó por la cabeza? Porque entrenando puedes pensar que estás muy bien, pero ganar una Diamond es otro nivel.

Es que para mí ya poder ir a una Diamond League es impresionante. Veía las pruebas de la Diamond en la tele y solo podía pensar en que quería competir allí con ellos. Al final lo he logrado, he cumplido mi sueño y además he ganado dos pruebas en este circuito. Es una locura, la verdad es que es difícil de explicar. En aquel momento, cuando crucé la línea de meta, solo pude pensar en dedicárselo a mi madre.

Y luego llega el mes mágico del 10 de junio al 13 de julio. Ahí bates los récords de España de 5000, 1500 y 3000 metros. En una entrevista que te hicimos en febrero, después del 7:35.29, dijiste que el récord de Fermín Cacho te parecía una locura. Ahora le has superado, ¿qué sensación te deja esa marca, quizá la más mediática de las tres?

Justo eso mismo lo hablé con unos amigos hace una semana. Hacía tiempo que no les veía y siempre hablábamos de cómo sería correr en 3:30, o en 3:28, ¡o 3:26! Jamás imaginábamos correr en esas marcas y ahora, cuando me doy cuenta de que soy uno de esos atletas de los que hablábamos, de verdad que me cuesta explicarlo. Y sé que el trabajo lo tenía hecho y los ritmos me salían entrenando, pero nunca sabes cómo vas a responder en la competición. Es un gran logro, una locura que ojalá algún día pueda mejorar.

 Le di muchas vueltas al octavo puesto de los Juegos, pero ya lo he aceptado.

Mo Katir es el puente perfecto entre los Cacho, Viciosa, España... y los nuevos talentos que auguran muchos triunfos a nuestro atletismo. FÉLIX SÁNCHEZ
Mo Katir es el puente perfecto entre los Cacho, Viciosa, España... y los nuevos talentos que auguran muchos triunfos a nuestro atletismo. FÉLIX SÁNCHEZ

Sin embargo, no ganaste el Nacional. Todos sabemos lo que pasó con la pista, que estaba dura, y que los nuevos clavos ASICS en pistas en mal estado no se comportan bien. Y no es por quitarle mérito a la zapatilla, por supuesto, pero ahí te viste afectado, ¿no es así?

Si te digo la verdad, creo que tengo que dar las gracias a esa carrera del Campeonato de España en Getafe porque gracias a eso volví a Sierra Nevada con la rabia de no haber sido campeón de España a entrenar todavía más duro. Estaba preparado para ganar el oro, pero me fastidió un poco porque me resultaba imposible correr bien en aquella pista tan dura donde las zapatillas no agarraban. Me afectó mucho pero supe canalizar esa rabia hacia la motivación por continuar entrenando fuerte y preparando bien los Juegos Olímpicos.

Nos vamos a Tokio. ¿Llegaste en mejor estado de forma que en las carreras de la Diamond del mes anterior o quizá algo más justo?

Creo que hasta la semifinal estaba al mismo nivel, pero es verdad que en la final me noté algo cansado y agarrotado muscularmente. No me veía suelto. No sé si los horarios, las semanas en Tokio… pero sobre todo el calor y la humedad que me destrozó. Aquel no fue mi día y ya está.

Las sensaciones de la semifinal fueron brutales. Recuerdo que te preguntamos en zona mixta si eras consciente de que podías ser campeón olímpico y dijiste que sí, que podías pelear por ello. ¿Cómo fueron los días entre aquella semifinal y la final?

Lo primero que hice fue pasar por el antidoping. Después llegué a los fisioterapeutas para que me dieran un masaje suave, algún estiramiento y un trote el día después de la semifinal con unos progresivos. También el día anterior a la final hice un tratamiento con agua fría con el objetivo de estar listo para la gran carrera.

Diploma en 5000 metros es un resultado brutal, pero es verdad que a parte de la afición y la prensa quizá le supo a poco. ¿Cómo valoras ese aspecto que también forma parte del deporte profesional?

Le he dado bastantes vueltas a ese resultado y ahora ya he aceptado que es un resultado impresionante, teniendo en cuenta además el nivel que había en la carrera. Estoy súper orgulloso de ese diploma olímpico, pero es verdad lo que dices que quizá la prensa me vendió como el gran favorito y creo que se olvidaron de quiénes eran mis rivales. Sabía que estaba muy bien y que podía ganar una medalla, pero tenía que salir todo perfecto y no fue así.

Si lo pensamos fríamente, es un auténtico triunfo que atletas como Cheptegei planteen una final olímpica pensando en desgastarte a ti. ¿Te sentías muy vigilado?

Lo que he sacado en positivo de esa final olímpica es que la táctica de los ugandeses fue desgastar a los atletas rápidos a base de cambios de ritmo y eso lo tengo ya asimilado para futuras competiciones. Tendré que trabajarlo mucho más en los entrenamientos.

¿Qué aprendiste de estos Juegos Olímpicos como gran campeonato en el que la competición va más allá de las carreras? Supongo que fue una sensación magnificada en comparación con lo que viviste en Toruń.

Cuando estaba en Tokio desconecté mucho de las redes sociales porque desgasta mucho mentalmente, sobre todo los comentarios negativos.

Mo Katir entrena de día y de noche, sólo así se consigue un nivel como el suyo. FÉLIX SÁNCHEZ
Mo Katir entrena de día y de noche, sólo así se consigue un nivel como el suyo. FÉLIX SÁNCHEZ

Sabes que a partir de este año vas a estar en boca de todos los aficionados. ¿Cómo asimilas eso?

Llevo un año en la élite y ha sido una temporada brutal. Sé que puedo mejorar todavía más si seguimos trabajando como lo hemos hecho hasta ahora. Creo que se va a hablar bastante de Katir en el futuro.

Y para el año que viene, ¿1500 o 5000? Está claro que puedes combinar ambas distancias a la perfección, pues has sido competitivo en 5000, siendo finalista olímpico, y en 1500, siendo segundo en Mónaco y quinto en la final de la Diamond League.

No he hablado con Gabi Lorente, mi entrenador, pero sí que me gustaría hacer una prueba en el Mundial y la otra en el Europeo, aprovechando que hay dos campeonatos internacionales en 2022.

No ser español era duro: ganaba Nacionales y otros se llevaban el oro.

Lo que está claro es que hacia el 10 000 no te vas a mover.

No, para nada. Quizá con 27 o 28 años cambie de prueba, pero ahora mismo no entra en mis planes.

Hablabas de tu entrenador, Gabi Lorente, que además de entrenarte a ti es también el preparador de Mariano García y a partir de esta temporada se suma al grupo Ouassim Oumaiz, una de las grandes perlas del fondo nacional. ¿Entrenaréis juntos?

Oumaiz es un gran amigo y un gran rival. Será un privilegio entrenar con él y creo que nos vamos a ayudar muchísimo. A mí me encantaría entrenar con alguien que tenga el mismo nivel que yo porque he entrenado toda mi vida solo y eso será un gran lujo.

La palabras zapatilla y Katir han estado unidas varias veces en el curso olímpico. Su arma de competir es Asics. FÉLIX SÁNCHEZ
La palabras zapatilla y Katir han estado unidas varias veces en el curso olímpico. Su arma de competir es Asics. FÉLIX SÁNCHEZ

Hablemos de zapatillas, que ya lo hemos hecho un poco antes. ¿Qué utilizas para rodar y para los entrenamientos de intensidad?

Para rodar o para hacer cambios de ritmo siempre utilizo el modelo Novablast de ASICS, que además acaba de sacar su segunda versión. Si la primera ya era buena, esta segunda es brutal. Es la zapatilla que más conozco y con la que más kilómetros hago, ya que las utilizo para mi día a día. Y después, para los entrenamientos de intensidad, utilizo las Metaspeed SKY, que son el modelo que utilizan los atletas para correr en ruta. Son unas zapatillas fantásticas y para que la gente se haga a la idea de su durabilidad, he estado seis meses entrenando con el mismo par de zapatillas y me aguantaron hasta los Juegos de Tokio, haciendo todo tipo de entrenamientos intensos, desde repeticiones de 100 metros hasta algunas de 2000. Van muy bien. Sin duda, son las mejores zapatillas que he probado para este tipo de entrenamientos específicos. Además, no se me cargan tanto los tendones ni los músculos cuando las utilizo.

¿Y cómo son las zapatillas de clavos?

Se parecen algo a las Metaspeed SKY, pero los clavos son más ligeros. Son alucinantes, aunque tampoco abuso de ellos ya que te cargan más que las otras zapatillas.

Piensa en ti hace cuatro o cinco años, cuando no tenías la nacionalidad española, tampoco el apoyo de unas becas como las que otorga la RFEA o el patrocinio de ASICS. Por supuesto, tampoco eras una referencia en el atletismo. Entiendo que todo lo que ha ocurrido en este tiempo ha tenido que ser increíble tanto para ti como para tu familia, de la que hablas mucho en redes sociales.

Lo que siempre me dice mi abuelo es que tenga paciencia, porque si tú estás trabajando bien y tienes paciencia, acabará saliendo todo lo trabajado. Es verdad que cuando no tenía la nacionalidad española era muy duro, por ejemplo en los campeonatos de España, en los que ganaba y otro atleta se llevaba el oro… me dejaba muy tocado. Daba la sensación de que iba a las carreras para nada. Pero sabía que lo importante era tener paciencia, ya que con el tiempo iba a conseguir la nacionalidad para poder hacer lo que hago ahora: defender a mi país en las competiciones internacionales de atletismo. 

DESCUBRE EL PÓDCAST CONCEBIDO PARA MUJERES CORREDORAS:

Puedes suscribirte al pódcast CORREDORA en las principales plataformas: iVOOXApple y Spotify.

Archivado en:

La sonrisa de Marta Pérez | Foto: @Sportmedia

Relacionado

La sonrisa de Marta Pérez

El Estadio Nacional de Japón, vacío y sin público, fue testigo de las actuaciones de los mejores atletas del mundo en los Juegos Olímpicos de Tokio. FOTORUNNERS.

Relacionado

Luces de Tokio

Luis Arribas decidió conocer de primera mano, corriendo, uno de los asentamientos más poblados de Madrid: la Cañada Real.

Relacionado

La Cañada triste